24 de marzo de 2014

Despertar en el cielo, Crystal McVea



«El 10 de diciembre de 2009 me ingresaron en el hospital por un dolor abdominal. Tras varios exámenes, los médicos me diagnosticaron una pancreatitis. Sin embargo, estando aún en Urgencias, un dolor terrible se apoderó de mí de tal modo que perdí la conciencia. Una de las enfermeras intentó reanimarme sin éxito, por lo que se vio obligada a declarar el código azul, el máximo nivel de emergencia hospitalaria. 

»De los frenéticos minutos que transcurrieron entre mi muerte y el momento en que los médicos lograron devolverme a la vida, sólo recuerdo que me fui quedando dormida, que luego desperté en el cielo y que estuve con Dios.»

Cuando comencé a leer libros más alejados de lo infantil-juvenil y antes de llegar a la novela romántica adulta tuve mi época  inmersa en la historias más espirituales. Muchas vidas, muchos maestros, Lazos de amor, El águila y la rosa...fueron algunas historias que me transportaron a otro mundo, a otras experiencias totalmente diferentes. No es un secreto que "el más allá", y el qué hay después de la vida siempre me han llamado muchísimo la atención y conocer de primera mano historias de personas que han tenido experiencias fuera de lo normal siempre ha sido mi debilidad. Por eso es que decidí leer Despertar en el cielo. 

Despertar en el cielo nos va a narrar la historia de Crystal McVea, una mujer que tras un ingreso hospitalario estuvo clínicamente muerta unos minutos y según ella tuvo la oportunidad de encontrarse con Dios. A partir de ese momento comienza  una nueva etapa para ella, una nueva etapa de felicidad, de tranquilidad y sobre todo de perdón. 
Se que muchos al leer el argumento o incluso esta reseña se negarán a leer la historia por la parte religiosa, del contacto entre Crystal y ese ser al que ella identifica con Dios pero os aseguro que la historia vale la pena. 

Crystal será quien nos cuenta en primera persona su historia. En un principio no supe muy  bien que esperarme de la misma, o si, esa experiencia que tuvo en el hospital, sin embargo en pocas páginas me encontré sumergida sin esperarlo y devorando sus páginas sin cesar. 

Crystal nos trasladará al pasado, conoceremos a la Crystal niña, a esa niña que pasa penurias en medio de una familia desestructurada junto a una madre que intenta hacerla feliz pese a su propia infelicidad y problemas. A un padre que se mantiene alejado a causa de permanecer a una familia demasiado conservadora y pendiente de las apariencias. Crystal se convierte enseguida en el objetivo de aquellos que no tienen moral y no conocen la diferencia entre el bien y el mal. Pronto comenzará el horror y es que la niña comienza a ser víctima de abusos  por aquellos que deberían cuidarla y velar por su seguridad. 
Y es ahí, en medio de una comunidad profundamente religiosa, donde Crystal comienza a tener una peculiar relación con el Dios al que todos adoran. ¿Dónde está ese Dios cuando a ella le hacen daño?

Las desgracias en la vida de Crystal se sucederán sin descanso. Pasaremos a su adolescencia donde los males la seguirán persiguiendo en medio de pequeños rayos de sol. Su hermano pequeño es su refugio en medio de todas las broncas que tiene con su madre, los novios le duran poco, la utilizan , le hacen daño. Crystal comienza a crearse una coraza ante el dolor, ante el desamor y ante el abuso. Comienza a creer que todo aquello malo que le pasa es por algo, que Dios la está castigando. 

La historia de Crystal es dura, es cruel y es dolorosa sobre todo porque sabemos que es real. No estamos leyendo algo inventado por una mente con una imaginación desbordante. Estamos leyendo el retrato de una niña sola ante la maldad, una niña que no tiene un ejemplo al que seguir porque su madre está demasiado ocupada sacando a su familia adelante para darse cuenta lo que pasa a su alrededor. Lo que más duele es saber que esa misma situación la pueden estar viviendo miles de niñas no sólo en los suburbios de alguna ciudad de Estados Unidos si no de todo el mundo. 

El contacto entre Crystal y Dios es algo secundario para mi gusto. No sé si realmente pasó o fue producto de su imaginación pero no será la primera vez que escuchamos de alguien que cuando estuvo a punto de morir vio una luz muy fuerte y a sus seres queridos esperándolos, yo no puedo dudarlo ya que tengo ese testimonio en un familiar muy cercano. Lo que está claro es que ese contacto le sirve a Crystal para reencontrarse con esa niña a que fue, a la que cree culpable de que Dios la odie por soportar todo lo que soportó. Crystal debe perdonarla para ser feliz. 

En resumidas cuentas Despertar en el cielo me ha resultado un testimonio muy duro, cruel y por desgracia real. Una vida plagada de sinsabores y maldad, ganas irremediables de ser feliz y muchísimo sentimiento de culpa. Dejando de lado que creamos en Dios o no y el mensaje que este transmite mediante Crystal el final es esperanzador. Las segundas oportunidades existen y debemos estar en paz con nosotros mismos para ser felices. 



Zenith, 06/03/2014    /     334Pág.      /      16€

16 comentarios:

  1. Ufff gracias por la reseña la verdad es que me has puesto los dientes largos
    Espero poder hacerme pronto con la novela.
    Besos wapiii

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía y tiene pintaza, investigaré un poco sobre el y probablemente me lo apunte :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pues no te miento cuando digo que he estado apunto de no leer ni la reseña cuando he leído el argumento y he visto el tema religioso, pero al final lo he hecho y puedo decir que no descartaría leerlo si tuviera oportunidad. Me has convencido XD
    Gracias por la reseña. No había oído hablar de este libro nunca.
    1 besote ^^

    ResponderEliminar
  4. A mi me importa bien poco si trata sobre religión mientras la historia sea buena bienvenido sea, aunque partimos ue yo si soy catolica y creo en ello. Un beso enorme

    Felices lecturas!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que comentaba Leticia, yo también soy católica aunque hay ciertas experiencias que no me voy a creer por mucho que lo sea. Se que a mucha gente le podrá pasar lo mismo o simplemente que no cree en nada de este tema.
      Es por ello que quizás la historia no llame a todo el mundo como lo podría hacer si fuera un drama donde no se toque la figura de Dios.

      Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Hala, no tenía ni idea de este libro, la verdad. No pinta mal, pero mira que a mi no terminan nunca de convencerme estos libros, no por nada, sino porque no termino de creérmelos o me cuesta mucho y le saco pegas a todo. Pero me lo apunto porque a mi madre le encantan y oye, el día de la madre está a la vuelta de la esquina casi xD
    Un besote :D

    ResponderEliminar
  6. A mí también me llaman mucho este tipo de libros (creo que tengo que releer el de Brian Weiss en algún momento), y este no lo conocía, así que igual me animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de Weiss son simplemente maravillosos! Otro que me gusta muchísimo son los de Rosemary Atlhea, es brutal xD
      Este es un poco diferente a esos Isi, más que nada porque aquellos sabes que son terapeutas que hacen regresiones y tienen otras experiencias más "profesionales" a parte de personales. Pero en este caso es una historia de una mujer común.

      Espero que lo leas y lo disfrutes.

      Un beso

      Eliminar
  7. Una historia muy dura. No me suele importar, pero el toque religioso... No sé, no sé.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa!!
    Este sinceramente no me llama nada pero gracias por la reseña, besotes cielo ;)

    ResponderEliminar
  9. Y lo que me gustan a mi estos libros! Me lo apunto y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  10. Ostras.. lo dejo en mi rincón de dudas. Tiene toques que me llaman pero otros que no.. así que esperar haber.. bss

    ResponderEliminar
  11. No es mi libro, lo tengo clarísimo. El tema del más allá no me llama demasiado la atención y ahora mismo no me apetece un libro tan duro y cruel.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. A mi no me gustan este tipo de historias, parece que más que relatar lo que le ocurre después de esa experiencia relata lo que le ocurrió antes. Sobre el tema de creer o no, me quedo con que la persona que ha pasado por esas experiencias es más feliz después de haberlas vivido, le dan otro sentido a sus vidas y con eso no hacen daño a nadie.

    ResponderEliminar