14 de marzo de 2017

El baile de las luciérnagas, Kristin Hannah

Suma de letras
Febrero 2017
610 Pág.
19.90€
Cuando me siento a escribir una reseña hay veces que todo sale de forma muy sencilla, quizás porque la novela es entretenida y no tienes que molestarte demasiado, otras porque no te ha gustado nada y, eso es así, la reseña la escribes en cinco minutos.
Pero hay otras veces que cuesta muchísimo intentar plasmar en una hoja en blanco lo que ha supuesto una lectura. Es esas veces cuando sabes que esa novela en cuestión permanecerá contigo para siempre.  Y si, este es uno de esos casos.


El año pasado leí la primera novela que se publicaba de Hannah en nuestro país, El reuiseñor. Me encantó, pese a tratar sobre un tema muy duro y complejo la autora supo ganarme con su estilo. Por eso cuando vi que Suma de letras publicaba una nueva historia no pude resistirme, y ahora se que esta autora es una imprescindible en mi estantería.

El baile de las luciérnagas poco, o nada, tiene que ver con la primera novela de la autora. En esta ocasión nos veremos inmersas en la vida de dos amigas, Kate y Tully desde su adolescencia hasta bien entrada la madurez.  La autora ha separado la historia por décadas, comenzando en los setenta  y acabando en el nuevo milenio.

La novela comienza con el lector conociendo a Tully. Apenas es una niña pero ya sabe lo que es el dolor y la pérdida. Su madre, una hippy, la ha abandonado tantas veces que ha perdido la cuenta. Sus abuelos son las únicas personas que la cuidan y la quieren pero Tully solo desea la aprobación y el amor de su madre.
Kate por el contrario vive en una familia cariñosa y en armonía pero sus problemas radican en el instituto: su mejor amiga ya no quiere serlo y se está conviertiendo de la noche a la mañana en la marginada.

Katie y Tully se conocen y enseguida encajan. Ambas necesitan una amiga, a una confidente, a alguien con quien caminar de la mano. Para Kate, Tully es esa chica que la anima a salir de casa, a ser más atrevida, a vivir. Para Tully Kate es la serenidad, el freno cuando se vuelve demasiado loca. En la familia de Kate encontrará una segunda casa, una guía en un futuro nada prometedor y en definitiva el amor.

Desde el primer momento uno se da cuenta de las diferencias entre ambas chicas. Tully es impulsiva, descarada y atrevida. Es sumamente ambiciosa, lo que espera de la vida es éxito, fama y dinero. Para ello piensa estudiar Periodismo y arrastrar a Kate con ella.
Kate en cambio es sosegada, no sabe muy bien que esperar de la vida, ni a que quiere dedicarse. Cree en el amor, en la familia, en un futuro feliz sin ser el centro de atención.

A pesar de sus diferencias ambas permanecen unidas durante décadas. A lo largo de los años deberán enfrentarse a pérdidas, a dolor, a desengaños amorosos, enfados entre ellas y el comienzo del éxito. Habrá ocasiones en las  que creas que su amistad es irrompible y otras en las que pienses que jamás se van a reconciliar. Pero siempre vuelven, y es que se han prometido ser amigas para siempre.

Creo que es muy complicado tener preferencia por alguna de las dos pero si tuviera que elegir probablemente me quedaría con Kate. Es más visceral, lo hace todo con el corazón  y es más vulnerable. En cambio Tully es demasiado racional, a veces egoísta y egocéntrica. Lucha con todas sus fuerzas por conquistar el mundo sin pensar un segundo que quizás cuando lo conquiste no tenga  a nadie a su lado con quien disfrutarlo.
Por su parte Kate ha conseguido tener una familia y comienza a ver todo lo que hizo sufrir a su madre en su adolescencia.


La última parte no me la esperaba, la autora sorprende con un giro inesperado. Un giro en el que podemos ver los sentimientos más profundos de cada uno de los personajes. En lo que se destapa la verdadera esencia de la vida y sobre todo de la amistad entre estas dos mujeres.

El baile de las luciérnagas es una novela maravillosa. Una auténtica joya que te hace pasar por todos los estados emocionales que os podáis imaginas. Pena por la infancia de Tully, alegría por sus logros y esfuerzos recompensados. Tristeza por la soledad de una y los miedos de la otra. Ira y rabia por sus acciones. Angustia por las trabas que les pone la vida. Felicidad por una mistad tan inqebrantable que supera enfados, distancia y años. Dolor, mucho dolor y lágrimas por las injusticias y finalmente serenidad y paz. Si, todo eso me hizo sentir esta historia, sonrisas y lágrimas que he disfrutado como hace mucho que no hacía.

¿Qué más les puedo decir? La reseña me ha quedado enorme y no creo haber plasmado lo muchísimo que me ha marcado esta historia. Hannah es una delicia, su estilo es impecable y sabe traspasar los sentimientos al lector de una manera magistral. Sólo espero haber convencido aunque sea a una persona para que la lea.

8 comentarios:

  1. Yo también leí El ruiseñor el año pasado y, a pesar de su crudeza, quedé totalmente prendada de la historia, por ello cuando vi que se publicaba este libro sabía que tenía que leerlo, así que estoy deseando hacerme con el *-* Sobre todo, después de ver que este es tan bueno como la anterior, aunque sean dos historias totalmente diferentes :3
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Te ha quedado una reseña fantástica. He disfrutado mucho con la novela, con la narración de todos esos años de amistad, me ha encantado Kate por su generosidad, también Tully, aunque en algunos momentos era difícil de entender. Muy emotiva, con unas últimas cien páginas que me han encogido el corazón, y que han hecho llorar a mares.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola! Lo veo mucho últimamente y creo que me puede gustar así que lo añado a mis pendientes ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Lo quiero!!! tengo que hacerle pronto un espacio entre mis pendientes!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado con muchas ganas de leer este libro, me lo apunto de inmediato. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! Qué ganas me han entrado de leer este libro. Aún tengo pendiente leer "El ruiseñor".
    Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola
    Todo el mundo habla maravillas de esta autora y a mi me apetece mucho leerla, pero creo que tengo que encontrar el momento porque todas suenas muy tristes y emotivas... y ahora no es bueno jajaja
    Otra que me apunto
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que pinta maravilloso. Me gustaría probar con esta autora algún día pero mi crisis lectora es tal que me da pereza enfrentarme a un libro tan elaborado. No sé si me explico. Estoy como que quiero avanzar páginas y sentir que leo, y no que todo se me hace cuesta arriba porque la novela requiere más mi atención.

    ResponderEliminar