4 de agosto de 2017

Hija única, Anna Snoekstra


Suma de letras
Junio 2017
352 Pág.
17.90€

Parece que desde que comenzó el verano mis ganas de sentarme delante de un portátil han decaído. Y es que, como siempre, cuanto más tiempo tengo menos me apetece dedicar tiempo al blog y a la lectura en general. Entre la playa, las terrazas, las fiestas del pueblo, salida con los amigos...no queda tiempo para demasiado.

No son muchas las novelas que han logrado llamar mi atención estos dos meses, apenas cuatro si no recuerdo mal. Eso sí, esta última semana he aprovechado bastante el tiempo y he leído varias de suspense. Ninguna de ellas me ha fascinado pero si que han servido para pasar un rato entretenido. Esta, Hija única, ha sido la última.

La historia parte de una desaparición diez años atrás. Una chica de dieciséis años desaparece, a pesar de la investigación llevada a cabo por la policía jamás lograron saber qué había ocurrido. Ahora otra joven asegura ser esa chica.
No es un spoiler decir que esta mujer es una impostora, lo dice el propio argumento de la novela. La nueva Bec debe construir una historia para el tiempo que ha pasado lejos de casa, debe aprender cosas sobre su infancia, sus amigos y su familia para que no la descubran. Lo que no espera es que la persona que hizo desaparecer a la verdadera Bec aún anda por el pueblo.

A ver, como argumento está bastante bien. Dentro de lo que cabe es diferente y prometía bastante pero en mi caso no cumplió expectativas.
Pongámonos en situación: Desaparece una adolescente diez años atrás en un pueblo pequeño. Muchos creían incluso que alguien la había asesinado. Regresa, y nadie, nadie pregunta. Sólo un policía anda continuamente detrás de Bec para que ella le conteste a las preguntas lógicas. ¿Quién te secuestró? ¿Dónde has estado durante diez años? ¿Cómo conseguiste escapar? Pues nada, ni sus padres, ni sus hermanos, ni sus amigos...y misteriosamente nadie del pueblo, ni siquiera los vecinos se inmutan ante la llegada de Bec. Apenas dos o tres periodistas se apostan en la casa.
Por otro lado, vale, me creo que hay dos personas sin relación que se parecen tanto que pueden suplantarse sin problema. Ahora, tu decides "robar" la vida de otra chica, de una chica que desapareció, que quizás fue asesinada y no se te pasa ni un segundo por la cabeza que quizás la persona que hizo eso aún sigue allí. Que cuando tu te presentes en esa familia, en ese entorno, ¿el culpable no sabrá que es imposible que seas Bec?

He leído algunas opiniones sobre que es una novela armada de forma magistral... con estos fallos para mi de magistral tiene poco. Pasa de ser una novela con mucho potencial a una historia para pasar un rato, poco creíble.

La novela se divide entre los capítulos de la verdadera Bec que transcurren en tiempo presente diez años atrás y los de la actualidad. La historia en general es interesante aunque para mi lo mejor es el comienzo, por la intriga de saber como la impostora se haría con la vida de la chica y el final en el que sale todo a la luz, pero todo el desarrollo, todo lo que ocurre "en medio" es bastante lento. Por otro lado quién es el culpable de lo ocurrido diez años atrás no ha sido ninguna sorpresa para mí, me lo esperaba y así resultó ser.

En definitiva, Hija única es otra novela al estilo La chica del tren, cierto es que esta no ha tenido tanto bombo pero cumple más o menos con lo mismo. Novela algo sobrevalorada, entretenida pero sin más. Las opiniones que he leído son variadas, desde gente a la que le gustó mucho menos que a mi hasta aquellas que le dieron un 5/5 y la consideran una joya del thriller, así que no puedo más que animar a leerla y que cada quien saque sus propias conclusiones.


10 de julio de 2017

Ella lo sabe, Lorena Franco


Plan B
536 Pág.
20€


Últimamente se están publicando muchas novelas de “thriller doméstico”, - domestic noir-  parece que ahora todas las novelas hay que catalogarlas y se han sacado de la manga este nuevo término. Por lo que he entendido son historias que nos presentan a personajes cotidianos en situaciones excepcionales. Por ejemplo, una ama de casa que presencia un asesinato, o que se termina convirtiendo en una asesina. Eso es lo que yo he entendido, si me equivoca por favor iluminadme.
En las últimas semanas me he sentido un poco avasallada en las redes por la última publicación de Ediciones B, Ella lo sabe de Lorena Franco. Así que al final no me ha quedado otro remedio que darle una oportunidad.
La novela se desarrolla en España, en Barcelona para ser exactos.  Andrea, la protagonista, tiene devoción por La sombra del viento y Ruiz Zafón, teniendo en cuenta que es una novela que no conseguí acabar reconozco que no empecé con buen pie para congeniar con la protagonista. Sobre todo, porque continuamente recuerda retazos de la historia, los lugares en los que transcurre…
Andrea ha pasado por un momento traumático en su pasado y ahora no es ni la sombra de lo que era. Se ha abandonado, física y emocionalmente. A esto se le une sus problemas para ser madre y el rechazo de su marido. Pronto Andrea entra en una espiral de antidepresivos y alcohol. Se pasa el día pegada a la ventana intentando enterarse de la vida de los demás y en cierta manera, envidiándolos.
Durante muchas, muchísimas páginas, iremos haciéndonos una idea de la vida que han tenido Andrea y su marido. No se sabe demasiado de sus familias, pero si de sus profesiones, del comienzo de su relación y de cómo todo se ha ido desmoronando. Andrea suscitó en mi sentimientos contradictorios, por un lado congenias con ella en cuanto a su depresión y al sentimiento de angustia e impotencia al ver como va perdiendo a su marido. Pero por otro de rabia y rechazo al ser incapaz de tomar las riendas de su vida y condicionar su estado de animo a como su marido se comporta con ella.
Todo cambia cuando llega Víctor, su cuñado, de forma inesperada a pasar unos días en su casa. Andrea no sabe apenas nada de él, pero si sabe que huye de algo. Es un hombre silencioso y que le causa temor. Como he dicho Andrea pasa sus días frente a la ventana y eso le permite descubrir como un día María, su perfecta vecina, se mete en el coche su cuñado y jamás regresa. Él sí.
A partir de ese momento Andrea se obsesiona por descubrir que ha ocurrido con su vecina y qué oculta Víctor, al tiempo que intenta, sin demasiado éxito, reconstruir su matrimonio.  Lo que no espera, ni el lector, es descubrir cosas de su propia vida que jamás hubiera imaginado.
La novela tiene un buen planteamiento y mirad que soy fan incondicional del thriller, pero no ha terminado de cuajarme. Tras terminarlo mi única sensación ha sido que le sobraban páginas, y muchas. Creo que la autora se lía demasiado, da demasiadas vueltas para llegar a un lugar. Si, por supuesto, una de las claves de este tipo de novelas es jugar con el lector, pero llega un punto donde ni me interesaba ya saber que había pasado. A pesar que promete que "no podrás parar de leer" en mi caso no funcionó y tardé algunos días en darla por finalizada.
De resto, como digo creo que tiene muy buenos ingredientes y el final me gustó mucho. Una pena que el ritmo fuera tan lento porque no me permitió disfrutar de la historia. Eso y una protagonista un tanto insufrible en ocasiones le restaron puntos a una novela que prometía muchísimo.

5 de julio de 2017

La historia de amor más bonita del mundo, Brendan Kiely


 
Planeta, 2017
320 Pág.
17.90€
Pese a que la novela juvenil no es un género que me apasione de vez en cuando si me gusta darle oportunidades a novelas que me llamen la atención. Y es que, como en todos los géneros, hay verdaderas joyas. Cuando descubrí entre las novedades de Planeta esta novela no dudé en leerla.

La historia comienza con un chico de diecisiete años, Hendrix (Ted), yendo al complejo de lujo Calypso a visitar a su abuelo Charlie. Ted es un chico muy solitario, su padre murió siendo él muy pequeño y su madre está continuamente de viaje, por lo que se siente muy unido a su abuelo, quien lo cuidó hasta que, por su enfermedad, tuvo que ser internado.
Charlie es un veterano de guerra que ahora ve con impotencia como es incapaz de recordar su pasado. Su mujer, la luz de su vida, su hijo, su nieto…su vida se evapora por momentos y no puede soportarlo. Charlie padece alzhéimer.
Durante los lapsos de claridad y realidad, que cada vez son menos, Charlie va siendo consciente de que su vida se va apagando. Tiene miedo de no volver a reconocer a su nieto, de no poder recordar nunca más a su mujer y es por ello que le pide a Ted que lo lleve a casa. A su verdadero hogar, aquel en el que vivió con su esposa, en el que nació su hijo, donde se quedó su corazón al morir ambos.

Y es ese viaje el que viviremos a través de las páginas. Ted quiere cumplir la promesa pero no sabe muy bien cómo. Todo cambia cuando su amiga Corrina decide que quiere huir de Nueva York y comenzar una nueva vida en otro lugar. Juntos intentarán llevar a Charlie hacia ese último viaje.

La novela en general es muy bonita, muy emotiva. A pesar que en un primer momento creí que el título se refería al amor adolescente entre Ted y Corrina cuando terminé la novela me quedé con una sensación totalmente distinta. La historia de amor más bonita del mundo es la de Ted con su abuelo Charlie. El amor incondicional que se profesan es maravilloso, muy tierno, muy entrañable. Ted está dispuesto a cualquier cosa por su abuelo, el hombre que lo ha criado, que le ha enseñado todo lo que sabe…su padre.

Los momentos en los que Charlie se evade de la realidad son muy duros, sobre todo para Ted. Siente mucho dolor, dolor e impotencia de no poder hacer nada por su abuelo, de no reconocerse en sus ojos. Del dolor que el propio anciano siente al volver a la realidad. La historia transcurre prácticamente en el coche mientras cruzan a la otra punta del país. Intentando evitar cámaras que los puedan identificar, escondiéndose. Al fin y al cabo, son dos adolescentes que han secuestrado a un anciano enfermo.
Al tiempo que se va produciendo el viaje Ted conocerá todo sobre la vida de su abuelo. El amor tan fuerte que sintió, y aún siente, por su abuela fallecida. Como comenzó su historia de amor, qué ocurrió con su hijo…Ted conocerá por fin muchas cosas sobre su padre. Un tema tabú hasta el momento.

En general me ha parecido una historia muy bonita. Dura, pero con un mensaje muy entrañable sobre el amor y los lazos familiares.