Pages

El hombre de tiza, C.J. Tudor

18 de septiembre de 2018


Mi retorno a la lectura ha estado envuelto en la novela negra, suspense, asesinatos, adrenalina… lo que va siendo un muy buen cóctel literario. Hasta el momento había tenido mucha suerte.
Llevaba unas semanas viendo este libro por cuentas de Ig y Facebook y me animé a leer su argumento, me resultó interesante y decidí darle una oportunidad. Pues bien, no ha sido lo que yo esperaba.

El hombre de tiza, C.J. Tudor

Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza. 


Plaza & Janés
Mayo 2018


La historia comienza cuando Eddie es un niño de doce años y acude a la feria con sus amigos. Allí ocurre un terrible accidente y Ed conoce a El Hombre de Tiza. Él es quien da la idea a Ed para crear en su grupo de amigos un lenguaje secreto mediante los dibujos de tiza.

La vida en el pueblo, y en el grupo, trascurre de manera normal. La autora va poniendo en antecedentes al lector y va mostrando la vida íntima de cada familia, sobre todo la del protagonista, Ed. Pero todo esto cambia cuando aparece el cuerpo de una niña asesinada y alrededor dibujos en tiza.

Es aquí cuando la historia da un salto de treinta años. Ahora Ed es un hombre que ha olvidado lo que ocurrió en el pasado, hasta que aparece en su casa un sobre que contiene un dibujo y una tiza. Es entonces cuando se da cuenta que aquello que ocurrió en el pasado no ha desaparecido, el culpable del asesinato de la niña ha vuelto y ellos siguen sin saber quién es.

Mentiría si dijera que la novela es mala porque no lo es, simplemente a mí no me ha transmitido nada. La historia comienza muy bien, el altercado en la feria es escalofriante y sinceramente creía que la historia iría subiendo de intensidad poco a poco, pero no, ha sido todo lo contrario.

Personalmente creo que la  autora da demasiadas vueltas para avanzar. Cuando crees que por fin va a ocurrir algo emocionante se acaba el capítulo y el siguiente no tiene nada que ver. La historia se retoma tres o cuatro capítulos después y eso hizo que fuera perdiendo el interés. Eso sumado a que se recrea en demasiado detalle que no aporta nada a la historia.
El final me sorprendió a medias. Creo que se puede sospechar desde mucho antes quien es el culpable, aunque no sus motivaciones. En ese sentido si he quedado satisfecha.

Resumiendo. Una historia simplemente entretenida con la que no he llegado a conectar.

Espía de Dios, Juan Gómez - Jurado

11 de septiembre de 2018


Después de mi desbloqueó lector gracias a Fauna conyugal no quise volver a caer en la apatía así que, buscando en la estantería, me topé con esta novela que compré no hace mucho de segunda mano. Era una gran devoradora de las tramas conspiratorias – religiosas al estilo Dan Brown. Sé que, para mucho, no son novelas de gran calidad literaria pero logran su cometido, al menos en mi caso, y es engancharme de tal manera que soy incapaz de soltar el libro hasta terminar. En este caso tocaba un autor español, Juan Gómez – Jurado, con el que ya había tenido un contacto en El paciente. Así que decidí darle una segunda oportunidad.

 

Espía de Dios  de Juan Gómez - Jurado

320 Páginas
Planeta - 2007


Es el 2 de abril del año 2005 y desde Roma el mundo acaba de conocer la noticia del fallecimiento del Papa Juan Pablo II. La plaza de San Pedro está abarrotada de fieles desconsolados esperando poder dar el último adiós al Pontífice. Al mismo tiempo ya se prepara la ceremonia del cónclave en la que se elegirá al nuevo Papa, es por ello que decenas de cardenales viajan desde numerosas partes del mundo.

Lo que no saben los ciudadanos congregados allí es que en las últimas horas han sido asesinados, brutalmente, dos cardenales. La policía especial del Vaticano siente como los sucesos se les escapan de las manos, es demasiado para ellos, acostumbrados a lidiar con la prensa y algún que otro intruso. Es por ello que deciden llamar a la policía de Roma para que se haga cargo. Eso si, hay una condición: lo que pasa tras los muros no debe salir de allí. 

La encargada de la investigación será Paola Dicanti, una joven criminóloga que ha tenido que luchar para ascender en una profesión de hombres. Ahora siente que ha llegado el caso de su vida y está dispuesta a dejarse la piel para descubrir quien está intentando acabar con los cardenales y por qué.

En el pasado empecé varias veces esta novela, pero lo cierto es que nunca llegó a engancharme como para continuarla. Esta vez no ha sido así. La historia comienza con la muerte de Juan Pablo II y desde ese instante sentí unas ganas irremediables de continuar la novela hasta la última página. ¿Por qué? Pues no sé muy bien, pero todo el ritual tras la muerte del Papa, como actúan los que estaban alrededor me ha parecido sumamente interesante. Y mirad que he leído novelas de este estilo, “thriller religioso” lo podríamos llamar, pero creo que nunca me había topado con la muerte del pontífice en ninguna de ellas.

Pero vamos al meollo de la cuestión. Dentro del Vaticano hay alguien que desea acabar con los cardenales. Eso queda patente tras la muerte de dos de ellos. Para los presentes allí es un misterio la identidad del asesino, pero no para el lector. A medida que avanza la historia se van entremezclando los capítulos sobre el asesino – su mente, sus motivaciones, su infancia…-  con los asesinatos y la investigación. Todo ello ayuda a que podamos entender un poco mejor el porqué de tanta brutalidad en sus ataques.

Como digo la historia es muy interesante y, al menos a mí, ha conseguido engancharme como hace tiempo que no me pasaba. Página tras página y, aunque ya sabía quién era el culpable, sentía la adrenalina de la lucha contrarreloj de la policía por dar con él.  

Una de las cosas que más me han gustado de la historia es que no sólo se basa en los crímenes. A través de las investigaciones de la detective Paola, así como del padre Fowler (un cura que aparece para ayudar en la investigación) conoceremos muchos datos sobre los abusos a menores por parte de ciertos curas, así como aquella parte más rancia e hipócrita de la Iglesia Católica ha luchado con ahínco por silenciar e incluso por culpabilizar a las víctimas. También tendremos la otra parte, aquella que ha intentado sacar a la luz y castigar a los culpables, encontrando con ello la oposición y el rechazo de buena parte de sus compañeros.

Por otro lado, la lucha de poderes entre la policía de Roma y la del Vaticano. Una trabaja por la verdad y por la justicia y la otra, la del Vaticano, sólo por el silencio. Me impresionó muchísimo como los responsables de la seguridad del Vaticano hacen cualquier cosa porque lo que ocurre dentro de sus muros no traspase al exterior. Luchan contra lo que sea y quien sea por ocultar los terribles crímenes que están sucediendo. Y todo ello lo hacen en nombre de la religión.

En definitiva, creo, que queda bastante claro que he disfrutado muchísimo con la lectura de Espía de Dios. Es una novela muy interesante, que a pesar de lo que pueda parecer en un primer momento va mucho más allá de los asesinatos a cardenales. Un ritmo trepidante y unos giros argumentales muy buenos. Desde luego más que recomendada para quienes disfrutéis, como yo, de este tipo de historias. 

Fauna Conyugal, Laura Zigman

7 de septiembre de 2018


     

De unos años a esta parte he tenido algunas épocas de “bajón lector” pero nada como este año. Desde Febrero no subía una reseña, pero no sólo eso, desde entonces no he entrado ni una sola vez al blog ni he mirado el email. No me apetecía, se adueñó de mí una desgana literaria que me ha costado quitarme de encima.

Durante estos siete meses he intentado volver a la lectura. En el Instagram del blog es testigo de mis intentos fallidos. Muchos libros empezados y abandonados. Entre ellos El paciente inglés y La cúpula, libros que lograron engancharme, pero a mitad dejé abandonados. Así, decenas.

Hace unas semanas tocó ordenar y limpiar estantería y me encontré con Fauna conyugal de Laura Zigman. Antes solía apuntar la fecha cuando compraba una novela y esta llevaba en espera para ser leída desde 1999. No lo guardé, lo dejé para leer un par de páginas y, ¿qué ocurrió? Pues que esa misma noche me leí el libro de principio a fin. Me dormí a las tantas de la madrugada, pero feliz. ¡Había vuelto! Volví a sentir ese cosquilleo, esas ansias de no parar hasta terminar la última página, en definitiva, volvieron mis ganas de leer.
No puedo decir que haya vuelto a ser esa devoradora de libros, pero ya han caído dos novelas más así que estoy muy contenta. Eso sí, he tirado de novelas que llevaban muchos años esperando en mis estanterías. Como se suele decir cada novela tiene su momento para ser leída.

Les dejo con la reseña de la causante de mi desbloqueo.

Fauna conyugal, Laura Zigman

Emecé, 1998

Chica joven, o no tan joven, se enamora de treinteañero superguaperas, que es maravilloso pero vive con otra, con la que por supuesto no ha hecho el amor en siglos y está a punto de separarse. El sueño dura hasta que la chica habla de sus planes de futuro, lo cual hace que el superguaperas opte por largarse, y no para volver con su anterior compañera precisamente...

                                        


Es irónico, como poco, que sea precisamente una novela de género chick- lit la que haya logrado sacarme de mi apatía lectora. Con lo poco que me gusta.

Me cuesta mucho reírme con una historia, tiene que ser tremendamente buena para que logre arrancarme una sonrisa. Fauna conyugal no es una maravilla literaria, pero en más de una ocasión me he encontrado sonriendo y es porque la autora es una verdadera artista a la hora de contar y sobre todo hacer un retrato de cierto tipo de hombres.

Jane trabaja en un canal de televisión. Tiene a sus espaldas muchos desengaños amorosos y nos lo cuenta con pelos y señales a través de la novela. Todo ello, más su nueva relación, ayuda a hacernos una idea de las teorías sobre la mente masculina que Jane va montando.
Ray en el productor del programa, compañero de trabajo de Jane y su próximo amor. La historia comienza y una como lectora se va dando cuenta de que es un amor abocado al fracaso  ¿por qué? Porque somos conscientes de todo aquello que Jane no ve, cegada como está, por el amor que siente hacia Ray.

No puedo decir que Fauna conyugal sea una obra maestra, pero me ha sorprendido muy, muy gratamente la forma en la que la autora ha creado esta historia. La novela va dividida por capítulos que pasan desde la “Fase precopulatoria – El mito de la timidez masculina” a “Fase poscopularotia – La decadencia de la felicidad y la metamorfosis de la vaca nueva en vaca vieja”. Me explico, gracias a sus anteriores relaciones, y a las relaciones de sus amigos y compañeros de trabajo Jane se da cuenta que hay un tipo de hombre que sigue un patrón que denomina Vaca vieja – Vaca nueva. De verdad, me encantaría contarlo pero no lo haré porque todo lo que rodea esta teoría es lo más divertido de la historia y aunque suene raro… ¡Tiene razón! Estoy segura que todos conocemos a hombres que siguen las mismas pautas que Ray y tantos otros que salen en la historia.

Fauna conyugal ha sido un soplo de aire fresco y creo sinceramente que lo será para todos aquellos que estén pasando por un bache lector como el mío. Para aquellos a los que les guste el género es una lectura obligada y en general yo la recomiendo muchísimo.

Una historia sencilla pero tremendamente adictiva y con mucha chispa.

Por cierto, me he enterado estos días que esta novela tiene película y se llama Siempre a tu lado.  


 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS