22 de marzo de 2019

Colinas negras, Nora Roberts


Colinas Negras, Nora Roberts



Debolsillo    /     01/2012    /     512 Páginas

9.95 €   


Hace unos días, buscando que leer, me topé con esta novela de Nora Roberts. Fue publicada en bolsillo en el año 2012 pero yo la compré de segunda mano el año pasado y ahí seguía sin leer.  Recordé lo muchísimo que me suelen gustar las novelas sin serie de esta autora y me lancé a por ella.

La novela comienza con un Copper niño que ha sido enviado a un pueblo de Dakota del sur a pasar el invierno con sus abuelos. Sus padres, unos millonarios exigentes y poco cariñosos están de viaje y él se siente, como siempre, expulsado de la unidad familiar. A pesar de sus reticencias iniciales con sus abuelos encontrará todo el amor que sus progenitores no son capaces de darle.
Pero no sólo eso, allí conocerá a Lil, una chica de su edad y vecina. Desde el primer momento la amistad que nace entre ellos es muy especial. Lil enseñará a Cooper a amar la naturaleza, a conocer Colinas Negras palmo a palmo y a amar cada uno de sus rincones y animales.

La novela da un salto de ocho años, con unos personajes jóvenes, en la veintena, que vuelven a encontrarse. Con el despertar del deseo sexual surge entre ellos la atracción y los sentimientos, pero el destino separará sus caminos una vez más.

Volverán a encontrarse doce años después. Ya son dos adultos con una vida asentada y con las ideas claras. Lil ha logrado convertirse en lo que siempre soñó, su vida y su profesión gira entorno a los animales. Copper en cambio, tras algunos bandazos está donde siempre quiso, de regreso a Colinas Negras, con sus abuelos.

Colinas negras es una auténtica delicia de principio a fin. Empezando por ese niño que apenas ha conocido el cariño de unos padres, que se esfuerza continuamente en ser lo que ellos desean y se consuela con las migajas que estos le dan. Sin embargo, en Dakota descubre el significado del amor incondicional y sin reservas, el amor de sus abuelos.
Lil es el contrapunto, una niña que siempre se ha sentido amada por sus padres. Alegre, decidida y con las ideas muy claras desde su más tierna infancia.

La relación entre ambos pasa por distintas fases, pero todas ellas son normales y muy cotidianas. Cuando la vida los separa por segunda vez Lil queda con el corazón destrozado, intenta rehacer su vida amorosa, pero sabe que jamás olvidará a Copper. Cuando este regresa todos esos sentimientos resurgen con más fuerza que nunca. Aunque también lo hace la rabia que siente por su abandono.
En cambio, Copper sabe que quiere a Lil en su vida. Con ella se siente realizado y en casa. Sabe que ella es su futuro, el único lugar en el que es feliz.
La relación amorosa es maravillosa, pero nada pastelosa o ñoña, los que conozcan a Roberts saben a qué me refiero. Una historia de amor intensa, visceral, leal y real, pero nada cursi.

Pero como siempre la autora no se conformará con sólo trasladarnos una historia bonita. Al mismo tiempo que somos testigos del reencuentro entre ambos personajes entrará en escena un hombre peligroso que está obsesionado con Lil y dispuesto a todo por llamar su atención, incluso a asesinar.

Colinas Negras es otra novela maravillosa de la gran Nora Roberts. Una historia que nos sumerge en las colinas de Dakota, con sus animales salvajes y sus rincones de ensueño. Una historia intensa y entrañable sobre el paso de los años, la madurez, y el regreso a casa.

18 de marzo de 2019

El año de los delfines, Sarah Lark


El año de los delfines, Sarah Lark


Ediciones B    /     02/2019    /     398 Páginas

21.90€   



Sarah Lark fue todo un descubrimiento con su primera novela, En el país de la nube blanca. Con ella empezaba el fenómeno de las novelas denominadas “landscape” o “novelas paisajes”, al menos para mí.

El año de los delfines es la primera obra actual que leo de la autora. Reconozco que en un primer momento no me agradó la idea. Lark nada como pez en el agua en las épocas más históricas, se nota la exquisita documentación en cada una de ellas. Y sinceramente, me daba miedo que no supiese desenvolverse tan bien en una ambientación tan actual.
Pero vamos a conocer un poco más sobre esta novela.

Laura es una joven madre y esposa residente en Alemania. Desde niña su sueño era convertirse en Bióloga pero el embarazo de su primera hija y su posterior matrimonio dejaron en pausa ese sueño. Ahora sus hijos son mayores y Laura decide retomar sus estudios. De pronto se encuentra con una oferta de trabajo: una empresa en Nueva Zelanda busca una guía de barco para hacer excursiones con avistamiento de ballenas. Laura considera que esta es una oportunidad única en la vida, y que debe aprovecharla, pese a que su marido y su familia no la entiendan.

Sarah Lark ha estado muy acertada con la elección de personaje femenino. En la época en la que estamos, con la lucha por los derechos igualitarios y el empoderamiento de la mujer la situación de Laura es el vivo reflejo de todo lo que aún debe cambiar en esta sociedad (no hablo sólo de nuestro país, en general). Para su familia que Laura cumpla su sueño es un acto de egoísmo, suponen que, con tener un marido, dos niños y una estabilidad económica debería darse por satisfecha. Ella sin embargo lucha contra las convenciones sociales y contra el machismo impostado de los suyos.
Contando con el rechazo de su marido y su madre, pero con el apoyo de sus hijos Laura emprende un viaje de un año a Nueva Zelanda. Allí se encontrará con un país impresionantemente bello, con gente joven decidida a vivir un año de locura, pero sobre todo aprenderá mucho y podrá disfrutar de su pasión: las ballenas y delfines.

Sarah Lark nos lleva de viaje con Laura al país de la nube blanca, durante doce meses se conocerá a sí misma, vivirá cosas que jamás habría imaginado y disfrutará de todo aquello que en Alemania y con sus responsabilidades como madre joven jamás pudo vivir.

Pero, por si todo ello fuera poco, la autora nos hará reflexionar con un tema muy importante: la protección hacia el medio ambiente y los animales que en él habitan. La empresa para la que trabaja Laura, Eco – Adventures, se dedica al avistamiento de ballenas y delfines en barcos, también lleva a turistas a nadar con los cetáceos. Programa excursiones en caballos en medio de la naturaleza y diversas actividades de riesgo y aventura para los turistas más valientes. Pero, ¿todo ello no tiene un impacto negativo sobre la fauna y la flora del país?

Nueva Zelanda es uno de los países en los que el avistamiento de delfines y ballenas pasan un riguroso control, es uno de los más considerados y respetuosos con los cetáceos. Pese a ello, en la historia, Sarah Lark ha querido mostrar la otra cara de la moneda con manifestaciones de un grupo ecologista contra el avistamiento. Consideran que es poco respetuoso, ya que alteran el hábitat de los animales, los estresan e incluso pueden llegar a mostrarse violentos por la atención que recae sobre ellos.

Para quien no le guste todo el tema del medio ambiente creo que la lectura de esta novela se le puede hacer un poco cuesta arriba. La autora se centra muchísimo en este aspecto, dando todos los puntos de vista, el eco – terrorismo, los motivos económicos detrás de estas empresas de aventuras y actividades, la protección de los animales y el medio ambiente…es parte fundamental de El año de los delfines.

Tengo que reconocer que por momentos la historia no me resultó demasiado atractiva. Como dije anteriormente me entusiasmó el personaje de Laura, pero tiene actitudes en cuanto a su vida personal durante el desarrollo de la trama que me descuadraron bastante. Quitando eso pasadas las cien primeras páginas Nueva Zelanda y todo lo que ello supone me atrapó y devoré la novela.

Sigo pensando que Lark es la reina indiscutible de este género, pero en histórica. Pese a todo lo bueno que puedo decir de esta última obra no tiene la magia ni la intensidad de aquellas enmarcadas en otra época.  Por cierto, que, pese a ser una novela actual, los maoríes siguen estando presentes en Nueva Zelanda y la autora nos hará reencontrarnos con ellos y sus costumbres una vez más.

El año de los delfines es la historia de una mujer valiente y decidida a cumplir sus sueños. Una mujer dispuesta a todo por defender lo que piensa y siente. Una historia de superación y enseñanzas en un país maravilloso. Una historia entretenida con momentos de tensión y sobre todo en la que los animales son los grandes protagonistas.

 Si les gusta Sarah Lark y son unos apasionados del mundo marino y el medio ambiente esta es sin duda una novela perfecta para pasar un muy buen rato.

Por último resaltar la maravillosa edición de El año de los delfines. Preciosa portada, mapas dentro y algunas ilustraciones de Tina Dreher. Una maravilla. 

17 de marzo de 2019

El valle de los molinos, Noelia Blanco & Valeria Docampo




          El valle de los molinos

Texto: Noelia Blanco
Ilustraciones: Valeria Docampo

Tramuntana / 03 - 2019
40 Páginas/ 14 €   



Desde hace unos años se han puesto de moda los cuentos ilustrados. Son una auténtica preciosidad y una obra de arte, no es difícil comprender su éxito. Yo tengo varios en casa y es una delicia disfrutar de ellos.

El valle de los molinos es un cuento corto que transmite un mensaje que nos hará reflexionar sobre cómo vemos la vida hoy en día y cómo ello influye en nuestro entorno.

En el valle de los molinos viven personas, como en otros pueblos. Pero todo cambia cuando llegan las máquinas perfectas. Dichas máquinas es una alusión directa a las nuevas tecnologías. Por culpa de ellas los habitantes del valle se olvidan de soñar, dejan de luchar por aquello que una vez deseaban y se asientan en una vida rutinaria.
Pero hay alguien, una mujer, que aún se resiste. Que decide luchar por sus sueños en contra de las máquinas y ayudar al pueblo a despertar de su letargo.

Una de las características fundamentales que debería tener un cuento es, en mi opinión, que transmita un mensaje que ayude a pensar. En este caso se cumple totalmente. El valle de los molinos nos muestra como hoy en día estamos siendo absorbidos por las tecnologías, como dejamos que estas manejen todo nuestro mundo, nos distancian de nuestros seres queridos y amigos, de buenas conversaciones…nos muestran un mundo ideal a través de redes sociales que en nuestro interior sabemos que no es real.

El valle de los molinos es una novela muy corta pero que, como digo, esconde un gran mensaje. Y todo acompañado por unas ilustraciones preciosas.

Muy recomendable tanto para niños como para adultos.



© Pasajes Románticos, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena