10 de junio de 2013

La comadrona de Hope River, Patricia Harman

Mayo 2013
464 Pág.
Esfera de los libros
19€



En medio de la Gran Depresión americana, una mujer logrará que la vida, poderosa, se abra camino cargada de esperanza.La Bolsa se ha hundido. América se sumerge en la Gran Depresión. Una mujer, a solas, trata de infundir esperanza a las madres más necesitadas, mientras el mundo, a su alrededor, comienza a desangrarse.

Últimamente me está dando por leer historias sentimentales que estén ambientadas en épocas un tanto convulsas. 

La comadrona de Hope River nos sitúa en Octubre de 1929 en Maine, y justamente en el llamado Martes Negro. Wall Street se ha derrumbado y a consecuencia de ello la mayoría de los empresario se han ido a la quiebra. Entre ellos: William MacIntosh, propietario de un Consorcio Mínero y padre del que será el primer caso, que se nos cuenta, como comadrona de Patience Murphy.

En los primeros momentos conoceremos muy poco de Patience, solamente su vida como comadrona, su forma de comportarse con sus pacientes y sobre todo sus miedos y anhelos a la hora de traer al mundo a un nuevo bebé. 
Sin embargo en medio de todas sus peripecias la autora nos irá dando algunos datos sobre el doloroso pasado de Patience. Una mujer que desde bien niña ha tenido que sufrir el dolor de la pérdida. La pérdida de su padre desaparecido en alta mar, de su madre posteriormente. A causa de ello su entrada en un orfánato y posteriormente el amor y la pérdida nuevamente. 

Como digo su historia es dura, y ello la ha marcado para toda la vida. Patience ha cometido muchos errores, errores que la llevan a tener que esconderse en las montañas de Hope River y sólo salir para asistir a partos de las mujeres más necesitadas. Cuando vamos avanzando en la historia y a medida que vamos conociendo a más personajes es inevitable darte cuenta que el denominador común de la historia es la pérdida. Ya sea del amor, de un padre, de un hijo, de un trabajo, de un hogar...todos sufren. 

Obviamente la trama se basa en mucho de los casos a los que tiene que atender la comadrona. Llamadas en mitad de la noche para atender partos, la mayoría de ellos aún a sabiendas que no le van a pagar. Patience se debe a su trabajo y no piensa en nada más. Ello la llevará a recorrer desde casas más acomodadas hasta tener que trasladarse a los asentimientos mineros donde numerosas familias viven en la pobreza más absoluta. 
De casas sólidas y firmes a chabolas de cartón. Y de familias acaudaladas pero infelices a familias pobre pero unidas. 

Como personajes cabe destacar a muchos, la mayoría de los pacientes son inolvidables por una u otra causa. Alguno de los casos son desgarradores y llegan al corazón al leer sus historias. Otros son entrañables y aunque parezca raro dada las circunstancias otros son muy divertidos. 

Desde luego cabe destacar a Bitsy, una criada negra que enseguida congenia con Patience y pasa a ser su ayudante en los partos. Es una chica alegre, capaz y entusiasta que poco a poco le va ganando el corazón a la protagonista.  La señora Potts, antigua comadrona y la que le legara mucha sabiduría a Patience. 
Por otro lado tenemos a Daniel, un veterinario que poco a poco se va acercando más a Patience y le hace despertar cosas que creía muertas. 
Katherine y su desgraciado matrimonio...

La época en la que se narra la historia es extremadamente dura. No hay trabajo, no hay dinero, no hay recursos ni para lo más simple. Mujeres mueren en sus casas por no poder pagar un hospital para alumbrar a sus hijos si llegan con problemas. Familias enteras emigran sin saber a donde en busca de una vida mejor. 
Por si todo esto fuera poco comienzan a renacer antiguos grupos y pronto el Ku Klux Klan volverá a reagruparse para reivindicar la supremacía de la raza blanca y su rechazo ante los negros.  Lo que traerá grandes problemas tanto para Patience como para Bitsy y buena parte de la comunidad de Hope River. 

La comadrona de Hope River me ha llegado. A pesar de ser una novela algo extensa lo cierto es que se lee de una sentada y aunque continuamente lo que vivimos son capítulos de recién nacidos no apetece que acabe. No me hubiera importada que durara doscientas o trescientas páginas más con tal de seguir disfrutando de Patience, Bitsy, Daniel y todo Hope River en general. 

Una novela dura, pero sobre todo una historia emotiva, donde aunque está presente un dolor desgarrador continuamente premia la esperanza, la lucha y la nueva vida.
Donde descubrimos a una mujer, Patience, que sólo ha conocido el dolor en su vida, sus momentos de felicidad han sido breves y aún así sabe sacar la parte positiva de ello. Una mujer fuerte y con ganas de dar felicidad a otras mujeres, una mujer que ante todo se merece ser feliz. 

Para las que sean de mi "club" de novelas sentimentales no dudéis un segundo en leer La comadrona de Hope River. 

19 comentarios:

  1. Hola cielo creo que soy de tu grupo me encanta los libros sentimentales que me haga sufrir con cada pagina que leo, asi que lo apunto. besos

    ResponderEliminar
  2. La novela sentimental sí, pero tan triste no, por lo menos ahora no.

    ResponderEliminar
  3. oh se ve una novela dura pero me encantaria leerlo

    ResponderEliminar
  4. Otra que me apetece mucho y me está pasando como a tí, me atrae mucho las historias ambientadas en etapas convulsas del siglo XX como las dos guerras mundiales o el periodo de entreguerras.
    Me la apunto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Uff parece un dramon, no estoy mucho últimamente por estás historias. Aunque a veces me gusta cambiar, este parece un buen libro a tener en cuenta.

    Besos guapa :)

    ResponderEliminar
  6. Te ha dado por leer historias en épocas pasadas pero llenas de historias que por como escribes la reseña te dan ganas de introducirte de lleno dentro de la trama <3 ¿Como seria la vida en esos años después de la crisis? ohhh adoro a los bebes y recien nacidos y traerlos al mundo debe ser dificil pero satisfactorio, adoro que haya una amistad entre Bitsy y Patience aunque aparezca el ku kux...como se diga puff seguro que las ponen en más de un aprieto ¿Y de que se esconde Patience?

    besos

    ResponderEliminar
  7. Con qué ganitas me has dejado. Que estas historias me suelen gustar bastante.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado con la miel en los labios, me gustan estas historias tan humanas y sentimentales. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tiene muy buen pinta y me ha encantado tu reseña así que me le apunto
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!!!!!!

    No pinta mal, pero no sé por qué no termina de convencerme :/ Será la historia... quizás... ni idea, así que prefiero dejarlo pasar de momento ^^ Quizás más adelante lo vuelva a ver y entonces sí me guste, soy así de rara XD

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  11. Me llama mucho la atención el periodo en el que está ambientada la historia. No he leído mucho sobre esa época.
    Ahora mismo no me apetece leer una historia tan dura, pero me la apunto :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Vaya otra novelas que se que me gustaría, me gustan las historias intensas y que dejan huella y esta tiene toda la pinta. Gracias por la reseña. Salgo de la visita a tu blog con dos apuntado fijo ;)

    Besos :*

    ResponderEliminar
  13. Mira que el libro no parecía decirme mucho, pero parece ser que es estupendo y muy sentimental. Saber más de esa época y sobretodo justamente en esos duros momentos históricos tiene que dejar marca.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Me temo que soy de las de tu club xD. Qué pintaza tiene, apuntada queda :)

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  15. Pues me ha llegado el mensaje, y ha llegado con ganas. Me la apunto si o si, y en cuanto pueda, me la leo, que tengo ganas de leerme algo profundo y distanciarme un poco de mi querida fantasía (que estoy un poco saturada de tanto vampiro y niño mono XD)

    Un besito y gracias por una recomendación tan buena

    ResponderEliminar
  16. Una más para el club, sin duda, así que tomo nota, porque creo que me va a encantar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. No lo conocía, pero me has dejado con las ganas de leerlo, gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  18. Tiene pintaza,la verdad es que me llama leerlo, últimamente los años 20 traen buenas historias :)

    Poppy Pots♥Petites Lettres d'Amour

    ResponderEliminar
  19. A mí a veces si me apatecen novelas así sentimentales, aunque si son muy duras me afectan, porque soy muy sensible.
    Esta tiene muy buena pinta.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar