25 de junio de 2019

El diablo también se enamora, Eleanor Rigby






El diablo también se enamora, Eleanor Rigby

Vergara   /   04/2019  /     416 Páginas
 16.90 €  

Recuerdo como, hace años, devoraba la novela romántica histórica sin apenas darme cuenta. Leía todo lo que caía en mis manos del género y disfrutaba con cada nueva historia, aunque la ambientación se repitiera una y otra vez. 
Hace semanas que tengo en mis manos la novela ganadora del premio Vergara 2018 y aunque le tenía muchísimas ganas me ha costado terminarla más de lo que esperaba. 

La historia comienza con la temporada del 1882, en Londres, por supuesto. Sebastian Talbot es uno de los hombres más buscados e importantes del momento. Tiene a toda la ciudad a sus pies pese a no provenir de una familia de rango. Es un hombre hecho a sí mismo que ha logrado, con mucho trabajo y esfuerzo, colarse entre lo mejor de la sociedad y ser respetado por ella. 
Pero le falta algo para cerrar el círculo y es casarse con la mujer más deseada de la temporada. Y Sebastian, si se caracteriza por algo, es por conseguir siempre lo que desea. 

Ariadna Swift es esa mujer. Todos los hombres beben los vientos por ella y no son pocos lo que han pedido su mano en vano. Ariadna no es como el resto. 

Lo primero que me llamó la atención nada más empezar la novela es la protagonista. Ariadna no se parece al típico modelo de debutante. No se interesa por los vestidos, ni por los bailes, fiestas ni hombres. Prefiere estar en su jardín con sus flores o creando fragancias nuevas. No entiende, ni desea, las atenciones del género masculino. Desde el inicio se nota que es diferente en muchos aspectos que van más allá de tener una personalidad muy marcada. Juro que por momentos creía que la autora nos estaba presentando a un personaje con un leve grado de autismo.  Más adelante, por supuesto, se aclara la verdad. 

Los primeros encuentros entre ambos se dividen entre el asombro y la inocencia de Ariadna, contra la chulería y despotismo de Sebastian, porque si, tiene mucho de ambas cosas. Sebastian es el típico protagonista que cree que por tener dinero puede hacer lo que le venga en gana y todos deben obedecerlo. Él quiere a Ariadna como un trofeo que le alce vencedor de una apuesta que tiene consigo mismo. Es un reto personal, no se para a pensar que ella es una persona con sentimientos. Me he encontrado con muchos personajes así que luego se van transformando pero de verdad que este en concreto me causó rechazo desde el primer momento. 
Y junto esto fue lo que hizo que, durante parte de la historia, no lograra disfrutarla. Estaba más centrada en mi rechazo hacía él. 

Para mí hay un punto y a parte hacia la mitad de la historia. Cuando la autora nos empieza a mostrar por todo lo que ha pasado Sebastian en su infancia y la verdad sobre el comportamiento y la forma de ser de Ariadna. Es ahí, cuando conocemos profundamente a ambos, cuando comencé a ver la historia con otros ojos y a disfrutarla. 

Yo, que no soy nada amante de los amores acelerados, me gustó deleitarme con una novela que transcurre muy poco a poco. con una historia de amor que va lenta pero segura, unos protagonistas que, pasado el fervor de los capítulos iniciales, comienzan a descubrirse. Una relación cargada de primeras veces: por parte de Ariadna en el terreno físico y pasional, Sebastian en lo referente a los sentimientos y el amor. Pese a la inexperiencia de una y la mucha experiencia del otro, juntos descubren sentimientos que desconocían y que harán tambalear sus vidas. 

La novela en general cumple con los clásicos de la romántica de regencia, pero destaca por un personaje femenino, y sus hermanas, que se salen de los común. Lo cierto es que me encantaría leer más sobre el resto de las hermanas Swift. He visto que la autora tiene más novelas publicadas, así que les echaré un vistazo a ver si encuentro alguna relacionada con esta. 

Antes de terminar tengo que destacar el cuidado lenguaje que ha utilizado la autora en esta obra. Acostumbrada, como estoy, a que últimamente se utilice un lenguaje mucho más coloquial y cercano en las novelas (no sólo románticas) me sorprendió encontrarme con una escritura mucho más elaborada y cuidada. Muchas felicidades a la autora por ello, me hizo recordar cuando comencé a leer el género, hace ya muchos años. 

Resumiendo, creo que Sebastian Talbot no quedará en mi memoria como un buen protagonista, pese que al final me congracié con él. Sin embargo Ariadna Swift y sus hermanas si que han logrado destacar sobre otros.

En El diablo también se enamora encontrarán una historia de amor paciente, con un personaje femenino atípico y un protagonista que gana a medida que avanza la historia. Una relación que pasa del desapego y el interés a la pasión, ternura y amor. Un lenguaje fino y cuidado que te transporta a otra época y unos secundarios de lujo. 

4 Comentarios:

  1. Hola
    Justo lo terminé la semana pasada. Y me ha pasado lo mismo que a ti, me esperaba mucho más y se me hizo muy cuesta arriba la lectura. Tanto, que cuando el tema mejora mucho, ya era tarde para mí jajajaj
    No odié al protagonista, pero creo que ambos daban para mucho más juego porque hay cosas importantes que al final no la tienen la relevancia que esperaba
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de no ser la única porque la verdad es que todas las reseñas que he leído son de 5/5, a veces me siento un bicho raro jajaja.
      A mi la primera parte se me hizo muy cuesta arriba por Sebastian, de verdad que no lo soporté y como dices cuando mejoró ya era tarde para él en mi caso jajaja.
      Y si es cierto que da para mucho juego.

      Un beso!

      Eliminar
    2. ya, quizás las que opinen como nosotras no lo digan jajajaja

      Eliminar
  2. Pues viendo tus peros, la dejo pasar, que no creo que llegue a disfrutarla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

© Pasajes Románticos, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena