5 de junio de 2017

El festín de la vida, J. Ryan Stradal

Maeva, 2017
360 Pág.
19.90€



La novela comienza con Lars Thorvald poniendo al lector al corriente sobre su vida. Desde su más tierna infancia, su adolescencia, su primer amor…y sobre todo su pasión por la cocina. Pese a que sus notas le habrían permitido entrar a una excelente universidad su sueño siempre había sido el de ser cheff. Tras muchos trabajos mal pagados y jornadas agotadoras había cumplido a medias su sueño, aún no podía darse el lujo de vivir bien con su trabajo.

Ahora Lars tiene una nueva pasión en el mundo: su hija Eva. Tras el nacimiento de la pequeña la esposa de Lars decide abandonarlos cansada de una vida de penurias y siendo consciente que jamás quiso ser madre. Para Lars la niña se convierte en el centro de su mundo y aunque apenas cuenta con meses de vida intenta inculcarle la pasión por la cocina.

La protagonista indiscutible de la novela es Eva. Esa pasión que Lars le transmite cala muy hondo en ella y será el motor de su propia vida. Desde muy pequeña se obsesiona con los chiles y monta un pequeño cultivo en su propio armario. Su trabajo consiste en hacerlos cada vez más picantes. Pero no todo queda ahí, Eva también es capaz de comerlos sin apenas pestañear lo que la lleva, más adelante, a participar en concursos de Chile picante en Illinois.

La novela no tiene una estructura muy definida. Cada capítulo está titulado con el nombre de un plato de comida y es protagonizado por una persona diferentes. En algunos casos serán los primos de Eva y a medida que avanza la novela por personas que va conociendo. Eva va escalando en el mundo de la cocina desde ser una simple ayudante a convertirse en la sensación de la ciudad. Esto le hace ganarse tanto amigos como enemigos. Y estos tendrán voz también en la historia.  Es a través de ellos que conoceremos como va avanzando la vida de Eva, sus amores, sus logros profesionales…

En general es una novela que me ha gustado. Se centra sobre todo en la pasión por la cocina y en el valor de la familia, la amistad y el amor. Es el viaje de una mujer desde su más tierna infancia hasta la madurez y la búsqueda de la verdad vital, de su propia identidad.

Hay algo que me ha faltado en la historia y ha sido más profundidad. Como he dicho anteriormente a Eva sólo la conocemos a través de otros personajes y creo que el autor debería haberse centrado un poco más en ella directamente. De resto, una novela sencilla pero entrañable.  

10 comentarios:

  1. No me sonaba esta novela y podría gustarme por la temática pero no sé si me la compraría ahora mismo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Tiene buena pinta pero es una pena que le falte profundidad, gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, con un poco más de profundidad con la protagonista la novela hubiera cambiado mucho.

      Un beso

      Eliminar
  3. Es de esos libros con los que me podría animar si se me cruza.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No lo conozco pero me ha llamado la atención así que me lo apunto ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola! No tenía ni idea de este libro pero por lo que cuentas tengo la sensación de que me sabría a poco.. no creo que me anime de momento.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Sí, es la impresión que tenía del libro, que le faltaba algo de profundidad... Aunque el tema de la cocina es interesante, me pasa como a Lit, así que no me convence :/

    ResponderEliminar