15 de marzo de 2015

Amor verdadero, Jude Deveraux

Alix Madsen ha recibido una extraña herencia: la anciana Adelaide Kingsley le ha legado el uso y disfrute durante un año de su preciosa casa del siglo XIX en Nantucket.
A pesar de que la relación de la anciana con la familia Madsen es un misterio para ella, Alix acepta. Pronto comprenderá que Adelaide Kingsley le ha encomendado una tarea muy concreta: resolver la misteriosa desaparición de una de las mujeres de la familia, Valentina, acaecida más de doscientos años antes.

Por si no bastara con eso, Alix tiene que vérselas con el arrogante –y guapísimo– arquitecto Jared Montgomery, que vive en la casa de invitados de la propiedad.

Ambientada en los bellos paisajes de la isla de Nantucket, Amor verdadero nos presenta a la nueva generación de las familias Montgomery y Taggert, muy populares entre las lectoras de las novelas clásicas de su autora.

Febrero 2015, Vergara      /       464Pág.    /      17.50€



Nunca he sido seguidora de Jude Deveraux. Quizás en mis años como lectora romántica haya leído unas cinco o seis novelas suyas y la mayoría independientes.  No me he sentido con animos de adentrarme en su más famosa serie familiar: Los Montgomery con 18 libros de momento.

El mes pasado se publicaba una nueva serie Novias de Nantucket y decidí darle una oportunidad. ¿Por qué? En primer lugar porque es una trilogía, saber que la autora no se va a volver loca y va a escribir diez libros o más es un gran aliciente. Me gustó bastante el argumento y me apetecía reencontrarme con la autora. 

La novela transcurre en la actualidad en la isla de Nantucket. Allí sus habitantes parecen vivir alejados del mundo exterior y de la civilización con la que se reencuentran sólo en época de verano con la llegada en masa de los turistas. Deveraux nos pondrá como contexto a dos familias de sobra conocidas para sus seguidores: Los Montgomery y los Taggert, siendo sus protagonistas unos descendientes lejanos de estas.

Alix Madsen es una arquitecta en ciernes que ve como su vida cambia cuando es elegida en el testamento de Adelaide Kingsley para pasar un año en su propiedad en la isla de Nantucket.  Su misión será descubrir qué ocurrió casi doscientos años atrás con Valentina, una de las mujeres de la familia que desapareció sin dejar rastro dejando un corazón destrozado. Alix recuerda a la señora de su infancia pero también que los lazos se rompieron, razón por la que no entiende que la haya elegido precisamente a ella para esa investigación.  Su reciente ruptura sentimental la anima a dejarlo todo y trasladarse a la misteriosa isla.

Allí se encontrará con un paraiso que no esperaba.  Para Alix, enamorada de la arquitectura, toda la isla es una obra sin par. Y su casero el mísmiso Dios. 
Jared Montgomery es uno de los arquitectos más conocidos de la profesión.  Que una extraña entre a vivir por un años a la casa de su querida tia no le hace ninguna gracia. Mucho menos que sea estudiante de arquitectura.  Ante el terror de sentirse utilizado por la joven decide poner tierra de por medio pero antes de hacerlo…la conocerá.
La atracción de Alix por Jared comienza en el mismo instante en el que lo ve pero lo cierto es que su admiración viene de mucho antes. Tenerlo tan cerca la llena de entusiasmo ante todo lo que puede aprender de él pero pronto le queda claro que  Jared no está dispuesto a tener a una fan loca siguiendo sus pasos día tras día.
El primer encuentro entre ellos no augura demasiada buena sintonía.  Jared se muestra tosco y distante y Alix decepcionada y confundida. Sin embargo poco a poco comenzarán a hacer buenas migas.  La relación entre ellos es puramente de amistad en un principio, se convierten en buenos colegas. Jared le enseña los secretos de la isla así como a la mayoría de sus amistades y poco a poco se va dando cuenta del potencial, no sólo profesional, que tiene Alix.

Alix como personaje es maravilloso.  Pura energía y determinación.  Es un volcán en continua tensión que no sabes cuando va a explotar.  Jared es todo lo que se espera de un Montgomery, mujeriego, distante, conquistador…sin embargo pronto cambiará a medida que la atracción por Alix se vaya conviertiendo en mucho más. La relación entre ellos me ha gustado pero creo que el salto de la amistad a la relación sentimental ha sido demasiado simple, prácticamente no ha habido dicha transición, un día eran amigos al siguiente estaban enamorados hasta las trancas.

¿El resto de la historia? Pues la autora me ha sorprendido al dotar a esta primera novela de un ambiente sobrenatural. Y es que entre tanto secundario encontraremos personajes con más de doscientos años de vida que interactuan con los personajes de forma normal y que dotan a la historia de muchísimo interés y aventura. Por otro lado nos daremos cuenta que la vida de Alix está llena de secretos, sus padres, su pasado…todo es un gran secreto que le han estado ocultando.

La pega más significativa y por lo que no le he dado más puntos a esta novela es  por la narración.  La autora se pega media historia narrando historias sobre la isla en vez de centrarse en lo realmente importante. Desde el primer momento se deja claro que la presencia de Alix allí es para descubrir el secreto sobre la desaparición de Valentina, sin embargo no comienza con dicha investigación hasta bien, pero bien, avanzada la novela. Mientras se entretiene con temas de arquitectura que poco o nada importan al lector.

Amor verdadero ha supuesto un buen reencuentro con la autora. Una novela sencilla y entretenida con una ambientación diferente y llena de energía.  Los secundarios son maravillosos, el pasado absorberte y la narración muy correcta pero con demasiadas vueltas para mi gusto.  No puedo decir que sea una historia brillante ni que deje huella pero si  muy buena para pasar un buen rato. 


4 comentarios:

  1. No creo que me anime. A no ser que lo vea por la biblio y me llame...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Cuando la vi entre las novedades me llamó la atención, pero después de tu reseña me llama menos. Tenía curiosidad por leer algo reciente de esta autora, hace años que no leo nada de ella.
    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Umm, no me llama mucho la atencion. No creo que haya leido algun libro de esta autora, me pasa lo mismo, me da flojera cuando veo que tiene sagas de tantos libros...

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco soy una gran seguidora de esta autora. Me he leído algún libro suyo, pero ya ni me acuerdo.
    Este lo comencé el viernes, pero solo lo empecé, seguro que esta semana le doy caña.

    Lo de la falta de transición entre amistad y romance y el exceso de narración sobre la isla me preocupa. A ver que me parece a mí.

    Besos

    ResponderEliminar