23 de abril de 2016

Se busca mujer perfecta, Anne Berest

Émilienne ronda los cuarenta años, es artista visual y fotógrafa, además de madre. Su último proyecto artístico consiste en fotografiar mujeres perfectas. Con este trabajo aspira a ganar un prestigioso concurso en Arlés. Comenzará retratando a su vecina Julie, que, a ojos de Émilienne, encarna el paradigma de la perfección. Sin embargo, la realidad pronto revelará que Julie no es tan perfecta como parece. 

Reservoir Books 2016    /      192Pág.    /    18.90€


Émilienne, como la mayoría de los artistas, desea triunfar, que se le reconozca su trabajo, dejar un legado cuando muera. Pero a sus cuarenta años Émilienne no lo ha logrado, escoge trabajos sencillos – bodas, comuniones, sesiones de fotos…- para poder subsistir mientras lucha incansablemente, aunque no sabe como, por destacar.
De pronto se entera de que hay un concurso fotográfico muy importante, por el que podría ser conocida internacionalmente. Simplemente debe encontrar a la mujer perfecta y retratarla. En un primer momento, entusiasmada, Émilienne cree que dicha misión será sencilla, pero pronto comprenderá lo equivocada que estaba.

Nada más comenzar la novela la autora nos pone en situación sobre la infancia de la protagonista. Y es que en un primer momento vemos a Émilienne como una mujer divorciada, con un hijo adolescente que comienza a hacer su vida y una carrera profesional estancada. Con una personalidad un soñadora pero un poco, como decirlo, pasota pronto descubriremos el porqué de su personalidad.
Su infancia no fue sencilla. Marcada por los continuos viajes, sin un hogar fijo y unos padres más preocupados de triunfar como artistas que de criar a su hija pequeña. Émilienne siempre estuvo sola y pronto aprendió a salir adelante sin ayuda de nadie. Es por ello que de adulta le cuesta relacionarse, confiar y ser más abierta.

La búsqueda de la mujer perfecta lleva a nuestra protagonista por buena parte de Francia e Italia pero comienza justo en su casa. Y es que su vecina, Julie, es, aparentemente, la mujer ideal para dicho concurso. Esa mujer que siempre está ideal, maquillada, arreglada, con la casa impoluta y un bebé y maridos maravillosos. Jamás de mal humor, jamás cansada…hasta que Julie explota, cae en una depresión y deben ingresarla. Es ahí cuando Émilienne comprende que hasta qué punto su vecina y amiga ha estado fingiendo para cumplir con el modelo que la sociedad actual esperaba de ella.

Tras este primer encuentro Émilienne no cejará en su empeñó de encontrar a la mujer perfecta, aunque en cada uno de esos encuentros descubrirá que, como todos, dichas mujeres viven, en cierta manera, una mentira ante la sociedad. Al mismo tiempo iremos conociendo mucho más del pasado, de las aspiraciones y sueños de la protagonista.
Por si todo este camino no fuera poco Émilienne tendrá tiempo de enamorarse, de una segunda oportunidad. De encontrar la perfección donde menos lo esperaba y de por fin, abrirse al mundo.

No había leído a esta autora y el resultado ha sido bastante bueno. Si tuviera que ponerle una pega quizás sea que la historia es un tanto densa, o quizás yo esté demasiado acostumbrada a novelas con un ritmo más ágil. Tanto Émilienne como los secundarios son personajes complejos y muy interesantes. 

La historia en si me ha parecido muy interesante y sobre todo enriquecedora, con un mensaje muy importante. Y es que a medida que vas leyendo te vas dando cuenta hasta que punto no somos capaces de mostrarnos como somos por miedo a lo que la sociedad dirán. Vivimos, aunque no queramos reconocerlo, condicionados por lo que los demás pensarán de nosotros y eso nos hace ser, de alguna manera, prisioneros.
En la búsqueda de la  mujer perfecta Émilienne conocerá a muchas mujeres, muchas historias. Descubrirá que todas somos perfectas a nuestra manera y en nuestro entorno y sobre todo se descubrirá a sí misma. 

5 comentarios:

  1. Me alegra que te haya gustado, pero a mí no me termina de atraer del todo.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! Me alegra de que te haya gustado. Yo de momento lo dejo pasar, que no me convence.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tiene una portada, título y trama que me llaman la atención! no lo descarto porque veo que es una historia enriquecedora y con valores, y de vez en cuando va bien leer algo de este tipo.
    BEsos guapa :)

    ResponderEliminar
  4. Pues no tiene mala pinta. Podría animarme si me cruzo con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Esta no creo que sea para mí, ya la sinopsis no me decía nada.

    ResponderEliminar