14 de septiembre de 2015

A través de la ventana, Maeve Binchy

En una calle de Dublín vive un grupo de vecinos muy variopinto. Entre ellos están: Bucket Maguire, un limpiador de cristales que para proteger a su hijo tendrá que hacer mucho más de lo que jamás habría imaginado; Lilian, una chica de gran corazón con un novio a quien a nadie le cae bien; o Melly, cuyos cotilleos permitirán a Madame Magia, una supuesta adivina, ayudar a mucha gente.
Al adentrarse en las vidas de estos y otros residente de Chestnut Street, a puerta cerrada y a lo largo de los años, Maeve Binchy demuestra que no hay quien la supere cuando escribe sobre el amor y la pérdida, las alegrías y las desgracias, la amistad y la familia, y sobre cómo la vida no siempre es como nos la habíamos imaginado, pero a pesar de ello seguimos adelante.
Julio 2015           /         416Pág.            /           19.90€

Segunda reseña de Binchy para el regreso de las vacaciones. Se nota que la autora tiene debilidad por Dublín pues una vez más su historia está ambientada en dicha ciudad.  A través de la ventana está centrada en una calle: Chestnut Street y cada capítulo será de cada uno de los habitantes de un bloque de edificios. 
La novela no está centrada en una época en concreto, va saltando a través de los años. Conoceremos a personajes con los que nos reencontraremos años después. Algunos serán protagonistas de forma fugaz, otros constante pero todos tienen en común Chestnut Street. 
Es imposible nombrar a todo el compendio de personajes que forman la historia así que destacaré un par de ellos. 
La novela comienza con Dolly. Dolly es una niña regordeta y poco agraciada que se ve eclipsada totalmente por el desparpajo y la popularidad de su madre. Una madre por otro lado sobreprotectora que impide a Dolly convertirse en la mujer que desea ser. Durante varias páginas conoceremos como las niñas se juntan con Dolly sólo con el fin de estar cerca de su madre, y como, cuando ésta no está, la ridiculizan y humillan. A pesar del sufrimiento que le ocasiona su madre, sin querer, Dolly sabe que la adora y que es la única persona que siempre la amará incondicionalmente. 
Susie es una joven resentida con la vida, ve como  todas las personas de su alrededor acuden a ella en busca de consejos y solución para sus problemas, pero nadie la escucha, nadie la acompaña. Un día decide desmelenarse pero termina entendiendo que nadie la quiere y es inútil intentar cambiar. 
La mayoría de historias son sencillas y cotidianas. Binchy nos sumerge en un bloque de vecinos muy mundano y con problemas reales y cercanos. Sin embargo hay una historia sobre todo que tengo que destacar y ha sido la que más me ha tocado. 
Hablo de Bucket Maguire, un hombre honrado y muy trabajador, un limiacristales que ha visto como su vida se ha venido abajo: su mujer lo abandonó y se llevó a su hijo recién nacido para casarse con otro hombre con mucho más dinero. Bucket, reacio a los conflictos, ha dejado que su ex mandara en la vida de todos, incluso impidiéndole ver a Eddie, su hijo. Pero Eddie crece y se convierte en un joven conflictivo que se junta con malas compañías. Eddie se muda entonces a Chestnut Street y Bucket, contento de tener a su hijo por fin en casa comienza a defender y justificar lo indecible. Las acciones de Eddie dañan la buena imagen que Bucket siempre ha tenido en el vecindario así como crea conflictos y mucho dolor entre los vecinos. Como digo es la historia más dura pues veremos como Bucket es un buen hombre, honrado, leal, que lo único que desea es pasar tiempo con su hijo, quererlo y protegerlo. Pero éste no trae más que desgracias y no corresponde con sus sentimientos. 
De resto tendremos: madres decididas a que sus hijas se casen a como de lugar. Novios indeseados, desamores, sueños cumplidos y otros rotos. Segundas esperanzas, historias de amor tiernas que llegan cuando menos te lo esperas. Amistad, lealtad, amor y dolor. Pérdidas y reencuentros.  En definitiva A través de la ventana es un compendio de todos los sentimientos y vivencias que la vida nos va dejando por el camino. 
Una novela llena de historias, como digo, sencillas pero amenas y sobre todo muy cercanas. Como siempre, toda una delicia disfrutar del estilo de Binchy. 

6 comentarios:

  1. No es un libro en el que me hubiera fijado
    igual me animo
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, coincido contigo en que son historias cercanas (aunque éste no lo he leído) pero quizá eso es lo bueno de la autora, que refleja a una sociedad y no recurre al final feliz para alegrar la novela, sino que también hay desgracias que hay que saber superar.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tiene buena pinta, me la apunto ^^

    ResponderEliminar
  4. Si me cruzo con él, quizás me anime, que no pinta mal.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!!

    Creo que no conocía este libro, y y la verdad es que la portada me ha llamado bastante, y lo que cuentas me convence, jeje. Así que prometo tenerlo en cuenta :D

    Un besote!!

    ResponderEliminar