16 de febrero de 2015

Sueño Ligero, Jessica Tradway


Hanna y Joe, un matrimonio normal, son violentamente atacados mientras duermen en su casa. Los asaltantes matan a Joe con un bate de críquet y dejan a Hanna al borde de la muerte. Minutos antes de perder la conciencia, Hanna confiesa a la policía que los responsables son su hija pequeña, Dawn, y su novio, Rud. Tras varias semanas en coma, Hanna despierta y no consigue
recordar nada de lo que sucedió aquella noche, y comienza a dudar de su propia versión y sus recuerdos. ¿Realmente fueron su hija y el novio de esta los asesinos? Lo cierto es que las pruebas parecen señalarles: conocían el código de seguridad de la alarma, Abby, la perra, no ladró, el vecino vio el Nova de Dawn aparcado en la calle esa noche y tenían un móvil... ¿Participó Dawn en el crimen de sus padres? Todas las pruebas indican que así fue, pero Hanna se niega a creer que su hija sea capaz de hacer algo tan horrible. No tiene sentido... 
Roja & Negra Enero 2015     /      336Pág.      /     18.90€



Hay veces que un argumento hace que el cuerpo se ponga en tensión, que el corazón lata desbocado ante la perspectiva de lo que pueda contener dicha novela. Es fue exactamente lo que me ocurrió cuando leí la sinopsis de Sueño Ligero. A simple vistas parecía un thriller psicológico capaz, de cómo bien dice la banda que compaña al libro, quitarte el sueño.

Hanna, la protagonista, será quien nos cuente la historia en primera persona. La novela comenzará un día cualquiera a punto de cumplirse tres años de la tragedia. Los hechos, sin embargo, no nos llegarán de golpe, la autora va desvelando poco a poco qué fue lo que ocurrió aquella noche, aunque sí que sabemos lo básico: alguien entró en la casa, mató a golpes a Joe y dejó herida de gravedad a Hanna. El novio de su hija pequeña Rudy Petty está encarcelado acusado de los hechos, sin embargo hay una sospecha aún en el aire: Dawn, la hija pequeña del matrimonio, ¿estuvo allí esa noche? ¿Tuvo algo que ver en la destrucción de su familia?

La autora no nos lleva directamente a esa escena, es más, no será hasta casi el final cuando descubramos de primera mano los detalles de aquella fatídica noche. Mientras, Hanna nos irá desvelando como ha sido su proceso de curación, los días en coma, las operaciones para reconstruir su rostro, la rehabilitación, el grupo de apoyo, la soledad, el terrible miedo a la oscuridad y sobre todo la amnesia y es que Hanna no recuerda nada de lo que ocurrió. 

Mientras vamos descubriendo pequeños detalles sí que conoceremos como era la vida del matrimonio así como de sus dos hijas Iris y Dawn. La primera guapa, popular, inteligente, capaz de desenvolverse con facilidad en la vida. Dawn, introvertida, menos agraciada, desplazada y con un problema en un ojo que la hacía foco de todas las burlas y humillaciones. Para Hanna  Dawn siempre fue su consentida por aquello de querer protegerla de un mundo tan duro. Lo que uno descubre como lector es que esa sobreprotección sólo ha ayudado a que Dawn se creará sus propios mundos de fantasía en lo que todo era perfecto.
Durante toda la novela se vuelve continuamente sobre la enfermedad que Dawn tiene en el ojo izquierdo y es que aquella cambió de muchas maneras la personalidad de la niña. 

Sueño Ligero es una novela con un trasfondo bastante inquietante y es que nos hace aventurarnos hasta lo más profundo de las relaciones familiares. ¿Conocemos realmente a  los que tenemos a nuestro alrededor? La autora ha sabido jugar perfectamente, no sólo con la posible inculpación de Dawn, también con los miedos, las sospechas y la continua tensión que debe vivir Hanna en torno a su hija. Como madre siente que debe protegerla de todas las sospechas pero al mismo tiempo ella misma no sabe qué ocurrió aquella noche.
Reconozco que buena parte de la novela estuve de los nervios ante los continuos rodeos que daba la autora. Cuando creías que finalmente se iba a centrar en lo realmente importante Hanna regresaba al pasado, a algún punto de la infancia de las niñas.


Cuando finalmente Hanna descubre todo lo que ocurrió aquella noche de Acción de Gracias tres años atrás, la escena es estremecedora y arrolladora. Unos instantes de alta tensión para Hanna y también para el lector, en mi caso  los últimos capítulos me resultaron espeluznantes pero también adictivos. Nadie podría haber logrado que me separara de la novela en esos instantes.


 Sueño Ligero es un excelente thriller psicológico aunque reconozco que no es de los que mantienen la tensión toda la novela, más bien lleva un ritmo suave durante buena parte de ella hasta que llega al final y descarga toda la artillería pesada. Una historia compleja que no sólo narra un hecho trágico y horrible que marca la historia de una familia hasta el momento feliz, también sobre las relaciones humanas y familiares y hasta qué punto conocemos a las personas que viven con nosotros. Y ahora… ¿Queréis saber hasta que grado Dawn es culpable de la destrucción de su familia?

7 comentarios:

  1. A mi lo que más me gusta de los thriller psicológico es que me mantengan en tensión XD Así que no sé si me gustaría

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues no conocía este libro , y aunque el género no me va, alomejor le doy una oportunidad <3

    ResponderEliminar
  3. Ni conocía el libro ni la autora. ültimamente me estoy aficionando al género romántico suspense, no sé si esta novela entraría dentro o no. Poco a ppoco. Quizás me anime a leerla

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Uf!
    No conocía esta novela, pero se va derechita a mi lista.
    Muchas gracias por la reseña, ¡a ver qué me parecerá a mí!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que oigo hablar de este libro y me parece muy interesante. Ahora tomo nota y gracias por la reseña^^

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tiene esta novela! Me gusta mucho el thriller psicológico así que apuntadísimo me llevo este título.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. El género me gusta pero no sé si con esta novela en concreto me lo pasaría bien.

    ResponderEliminar