31 de octubre de 2014

El secreto de la perla, Di Morrrissey



Broome, Australia, 1893. Es la época dorada, deslumbrante, salvaje y apasionada de la industria perlera. La ciudad y el puerto atrean a marineros, aventureros, vagabundos y piratas. Allí los inmigrantes europeos encuentran un continente inexplorado y la antigua cultura aborigen.
Es en este contexto en que la joven Olivia Hennessy se encuentra con el gallardo capitán Tyndall, de la industria perlera. Olivia ha perdido en un incendio las plantaciones de que era propietaria, y  lo que es aún peor, el fuego le arrebató también la vida de su hijo recién nacido.
El capitán Tyndall le hace una tentadora oferta: que se una a él en sus actividades relacionadas con la pesca de perlas. Y aunque los acontecimientos parezcan confabularse para separarlos, su amor sobrevivirá a pesar de la resistencia del destino, como si sus vidas estuviesen unidas por el misterioso poder de la perla.
Sídney, Australia, 1995. Lily Barton es una mujer hermosa, brillante como una perla. No sabe cuáles son sus orígenes, y siempre se ha sentido ansiosa por aprender más sobre su pasado. Buscando hallar su identidad y su legado, se embarca hacia Broome en busca de sus raíces familiares. Allí descubrirá el diario de su bisabuela Olivia. Pero su búsqueda de una identidad revela mucho más de lo que podía haber imaginado. Pronto descubrirá el secreto de la perla. 


Si hay una moda de la que no me voy a cansar ni quejar jamás es de las "Landscape novels". Un nuevo "género" con el que poder viajar a países exóticos y desconocidos en épocas duras y llenas de dificultades. Pero lo que más me gusta es como las autoras nos acercan los métodos de trabajo de aquella época, ya sea en terrenos tabaqueros, plantaciones de caña de azúcar, matanza de ballenas para extracción de aceite...en esta ocasión nos toca bucear a lo más profundo de los mares de Australia para extraer perlas. 

Sidney, 1995
Lily Barton está devastada por la muerte de su madre. Entre sus pertenencias descubre la foto de un hombre al que no conoce. Lily no conoce nada de su pasado familiar ni el de su madre, no conoció a sus abuelos, ni siquiera a su padre, su madre jamás quiso contarle nada de su procedencia. Intrigada y deseando conocer más sobre si misma decide emprender la búsqueda de sus antepasados en Broome. 
Allí, en el Centro Histórico, descubre los diarios de un tal Olivia, único material existente de la época, y decide leerlos. 

El comienzo de esta lectura nos trasladará a  la Bahía de Nickol en 1983. Olivia y su marido Conrrad han cruzado el charco con el fin de establecerse en tierras extrañas y comenzar una nueva vida más próspera. Su idea es montar una granja, cuidar animales y vivir de lo poco que esto pueda ofrecerles. Sin embargo un terrible incendio acaba no sólo con la granja si no con su hijo recién nacido. 
Es entonces cuando Tyndall, un hombre que los ayudó en su llegada al país, les propone unirse a él en una nueva empresa: Sacar perlas del mar y exportarlas por todo el mundo. 

Olivia se descubre desde el primer momento como la cabeza de la empresa. Tyndall es un hombre de mar, se ocupa de buscar material y personal cualificado para extraer las perlas del fondo marino. En aquella época los aborígenes de la zona eran secuestrados y obligados a trabajar como buzos, muchos de ellos por falta de experiencia morían ahogados. Tyndall y Olivia no comparten estas prácticas y sólo contratan a gente cualificada. Conrrad por su parte se ocupa del papeleo que genera la empresa  y Olivia de los compromisos y contratos. 
Broome es una ciudad dedicada exclusivamente a los negocios en el mar. La competencia por las perlas es brutal pero Perlas Estrella de Mar - así se llama la empresa - logra hacerse un hueco en el mercado y cosechar beneficios. 

" Según la mitología india, las perlas se forman con las lágrimas de la Luna que caen al mar..."

La historia transcurre a lo largo de más de diez años. En ellos iremos viendo como la empresa crece y pasa por dificultades. Como la vida de Tyndall y Olivia va cambiando, personas allegadas mueren y llegan nuevos miembros. En algún momento se destapa los sentimientos que tienen Tyndall y Olivia, sentimientos que siempre han estado ahí pero a los que jamás han podido dar rienda suelta. 

Como es normal en una novela que cuenta una época tan dura la historia es cruda y difícil. Los protagonistas no encontrarán la felicidad fácilmente. La vida se interpondrá entre ellos una y otra vez. 
Tanto Olivia y como Tyndall son personajes fuertes, acostumbrados al dolor de la pérdida y la espera. Me ha sorprendido el coraje de Olivia y el aguante de Tyndall. 

De resto la historia nos presenta a multitud de secundarios. Para destacar es la maravillosa relación que se establece entre los protagonistas y los aborígenes de la zona. De ellos conoceremos sus costumbres y el profundo rechazo que siente el pueblo "blanco" hacia ellos. Como siempre curioso cuando son los extranjeros los que se han adueñado de su territorio. 

De lo único que me puedo quejar es que me ha faltado pasión entre Tyndall y Olivia. Quizás estoy demasiado acostumbrada al estilo narrativo de Sarah Lark que aunque nos presenta historias igual de duras el amor entre sus personajes es mucho más apasionado. 

He disfrutado mucho de la lectura de El secreto de la perla.  Es una novela sumamente interesante y absorbente, Morrissey nos muestra lo mejor y lo peor de Australia del siglo XIX. Las costumbres y sus gentes, la parte oscura y más cruel que esconden sus bosques y mares. Una historia dura pero llena de matices, en los que el trabajo duro y la esperanza por una futura felicidades son el pilar fundamental. 

Indagando por Internet, en la página de la autora, he descubierto una novela Kimberley Sun que está estrechamente relacionada con esta. Espero que se animen a publicarla. 


Octubre , Ediciones B       /       544 Pág.           /            21€

9 comentarios:

  1. Hola! La portada me ha gustado mucho pero la temática no es que me atraiga demasiado así que lo voy a dejar pasar, almenos de momento. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Gracias por la reseña, no conocía el libro pero debo reconocer que no es de las historias que más disfruto leyendo. Además tengo tantos pendientes que de momento no creo que me atreva a probar nada "nuevo" jejeje

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan este tipo de novelas, así que me la apunto :D

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta, aunque yo este tipo de novelas me las espacio mucho, tengo miedo de saturarme.
    Lo que comentas del romance creo que sería también algo negativo para mí, me conozco muy bien.


    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues quizás le de una oportunidad más adelante <3

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, pero se ve muy interesante, tomaré nota del título, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No termina de llamarme esta vez, así que por ahora la dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. hola!!!!

    Tengo ,estoy,en un mal momento lector,asi q esta novela...pues la dejaria pasar...y muchas....ay cuando se me quitara?

    Besitoss

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    Este libro es maravilloso, admito que al principio lo sentí algo lento, pero cuando el libro se traslada a la época de Olivia y Tyndall todo se vuelve increíble, incluso ya me imaginaba los escenarios, termine encandilada al libro, incluso lloré al final, muy muy bello en realidad. Y ahora que leo las últimas dos líneas, hablas sobre Kimberley Sun, que por cierto fui corriendo a la página de Di Morrisey para leerme su descripción y la cual me volvió a cautivar, pero veo que no esta en español... O será que yo no busco bien?. He estado buscando por las páginas de google haber si lo encuentro en pdf y español, pero nada... ¿Será que aun no la traducen o que no es muy conocido?

    Ojalá y pudieras responderme, con lo maravillada que estoy con el libro y saber que hay otro que sigue el curso de este... ¡Me vuelve loca!
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar