22 de mayo de 2014

El delicado arte de mantener el equilibrio en el columpio, Emmanuelle Urien

Una mujer feliz en su matrimonio es de pronto abandonada por su marido. La situación la lleva a recurrir a todo tipo de métodos para superar la separación. Ironía y verdades como puños sobre el amor y las relaciones de pareja.
La pareja es como un columpio:
Si uno de los dos se baja, el otro se da un batacazo.

Hay muchas ocasiones que incluso semanas después de terminar una novela soy incapaz de saber si me ha gustado o no. Esta es una de esas ocasiones. 

El delicado arte de mantener el equilibro en el columpio es una historia de separación, de desengaño amoroso, traición y sobre todo es la historia de una mujer que tiene que aprender a vivir sola de nuevo, curar heridas y avanzar. 

Pauline tenía la vida perfecta - esposa, madre, amiga e hija ejemplar - pero todo cambia cuando su marido la deja y descubre que la ha engañado con su mejor amiga. En ese momento su mundo se viene abajo ¿qué ha estado haciendo mal?, ¿por qué todos la han traicionado?.
Es ese el momento en el que comienza una auténtica cruzada contra Yann, su ahora exmarido. Pauline está dispuesta a todo por olvidarse de él mientras la traición y el dolor la comen por dentro. 

El tema de la separación y la traición matrimonial, pese a lo que pueda parecer, se toca desde un punto de vista irónico e incluso en ocasiones divertido. Vemos como una mujer se desquicia recordando a su marido y pensando todas las formas posibles de venganza y sobre todo de olvido. A tanto que llega que Pauline incluso recurre a pensar que su ex ha fallecido y lo trata como "el difunto". El problema es que a causa de sus tres hijos en común tiene que verlo. 


La historia es sencilla, irónica y cercana. Gracias a ello uno puede sentirse identificado, ¿quién no ha tenido un desengaño amoroso y la rabia  se lo ha comido por dentro?, Pauline es simplemente una mujer despechada que intenta por todos los medios salir adelante pero no sabe como hacerlo tras una vida dedicada a ser la mujer perfecta y darse cuenta que no ha servido para nada. 


"Me importaba un comino que mi familia, mis amigos fueran o no perfectos. 

Mientras me quisieran. 
Y me querían, todos, estaba convencida.
Hasta que ese cabrón saltó del columpio y me la pegué en todos los morros. "

El papel del ex es prácticamente secundario, aparece en contadas ocasiones salvo en los pensamientos y planes de Pauline. Lo mejor de la historia es, sin duda, la madre de la protagonista. Una psicóloga famosa que no está dispuesta a soportar los llantos y depresiones de su hija y que la empuja incansablemente hacia una recuperación limpia mediante unos métodos ingeniosos. 

No se exactamente que ha fallado en la historia pero lo cierto es que no ha terminado de llenarme. Pese a todo lo bueno dicho anteriormente me ha faltado un poco más de conexión quizás con Pauline a la que en muchas ocasiones he visto demasiado melodramática y muy dada a la autocompasión. Por otro lado aunque la novela cuenta con pocas páginas no me he enganchado como debería. 
Es una historia sencilla para pasar un par de horas pero que no deja huella. 

El delicado arte de mantener el equilibrio en el columpio es una historia de amor y desamor, de traición y recuperación, de avanzar sobre los rescoldos de una relación rota, en definitiva nos habla de la vida desde un punto de vista cínico, irónico y divertido. 

Grijalbo, Abril 2014     /       208Pág        /         14.00€

11 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Sinceramente no me termina de llamar la atención, y si no te ha enganchado... Por muy corto que sea un libro si no engancha no disfruto tanto de su lectura. Y si la protagonista es tan melodramática, pues como que no me animo con él.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me llama la atención el tema que trata y como lo trata, pero no sé si terminaría de gustarme del todo. Igualmente lo apunto en posibles, por si acaso.
    BESOTES

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me encantan este tipo de novelas así que me la apunto para mis próximas lecturas. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  4. No es una historia que me apetezca leer ahora mismo, y no sé si me apetecerá en algún momento, pero queda apuntada por si acaso :)

    ResponderEliminar
  5. Mira que el título es atrayente, que lastima que le falte ese "algo". Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hoy toca descartar, cosa que también me alegra, que como suele estar la lista de pendientes...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que no te haya llegado, hay lecturas que por mucho que lo intentemos no podemos conectar con ellas. En este caso, por mi parte, la dejo pasar. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace unas semanas y tengo aún la reseña pendiente. A mí me ha gustado un pelín más que a ti, aunque no he logrado empatizar con la protagonista.

    ResponderEliminar
  9. Aún no había leído ninguna reseña y, tras esta, sigue sin llamarme demasiado. No creo que lo lea...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola! no lo conocía, pero no termina de llamarme la verdad y viendo que no ha terminado de llenarte y los puntos que menos te han gustado, estoy segura que a mí no me gustaría.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  11. Le había echado un ojo pero la reseña me ha dejado un poco fría, así que de momento creo que lo dejaré pasar.

    Un beso chicas!
    Patri

    ResponderEliminar