18 de agosto de 2013

La verdad sobre el caso Harry Quebert, Joël Dicker

Junio 2013
Alfaguara
672 Pág.
22€


Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en este thriller incomparable cuya experiencia de lectura escapa a cualquier tentativa de descripción. Intentémoslo: una gran novela policiaca y romántica a tres tiempos1975, 1998 y 2008 acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire. En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor Harry Quebert, autor de una aclamada novela, y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado, acusado de asesinato, al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras intenta demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.



El verano, esos meses en los que hago mil planes y sobre todo pretendo bajar mi lista de pendientes vertiginosamente. Pero me ha pasado lo de todos los años, el calor invita a salir, playa, piscina, terraza, fiesta...cero estar en casa y cero leer. 
A esto debo sumarle que no me apetece nada la temática romántica en este momento y es por ello que me aventuré con ese libro que tanta relevancia ha tomado estos meses, La verdad sobre el caso Harry Quebert. 

¿Qué tiene la novela para que haya cosechado tanto éxito? Desde fuera, llevar un millón de ejemplares vendidos, derechos de traducción vendidos a 33 países y ser número uno  en Francia, a parte de haber ganado algunos premios. 
A parte de todo esto tan rimbombante y que a mi personalmente me importa bien poco a la hora de leer una novela, me encontré con un argumento bastante atrayente. Pero vayamos a la trama.

Conocemos a Marcus Goldman un escritor de muchísimo éxito que  ha visto como su inspiración ha desaparecido. La editorial lo acosa y lo amenaza con demandarle si no entrega su segundo libro en los siguientes meses. Pero Marcus tiene el síndrome de la página en blanco, es incapaz de escribir. 
Es por ello que decide abandonar Nueva York y trasladarse a Aurora, un pequeño pueblo donde reside Harry Quebert, otro escrito de éxito y su gran y único amigo. 

Allí, aunque nunca se lo hubiera imaginado, es donde su vida da un giro. Se destapa un secreto que ha permanecido guardado más de treinta años. Un secreto sobre la desaparición de una joven de quince años, Nola y la relación que su mento, Harry, tuvo con todo el suceso. 

A partir de ese momento comienza una lucha contrarreloj por parte de Marcus para desvelar la verdad y salvar a Harry de la justicia que pretende llevarlo directamente a la silla eléctrica. 
Marcus se siente continuamente en una encrucijada, entre lo que pensará la gente de él por defender al que todos creen culpable de la desaparición de la adolescente y entre lo que el realmente cree.

No le quito mérito a Dicker, ha construido una novela muy buena, con unos ingredientes fantásticos. La historia
es intensa y trágica, como lectora me he sentido sumergida y totalmente confusa pues nunca supe muy bien por donde iba a salir el autor para desentrañar toda la trama. 
Hay multitud de personajes, gran parte de la población de Aurora es parte activa de la historia y cada uno aporta su granito de arena. A parte de eso conoceremos la historia de Nola y Harry en varios bloques, 1975 siendo ellos los protagonistas directos y 2008 ya en forma de recuerdos. 

A pesar de que me ha gustado mucho y he acabado francamente satisfecha tanto con la historia como con el autor pero creo que para darle ese 5/5 perfecto me ha faltado agilidad. La novela consta de casi 700 páginas de las cuales, para mi gusto, sobre 200.
La historia comienza con una ritmo bastante bueno pero hacia la mitad el autor comienza a dar vueltas sobre lo mismo continuamente, si unos capítulos atrás conocemos algunos pasajes de la historia de Harry y Nola de mano de los propios protagonistas cuando se traslada la historia al 2008, y en forma de recuerdos, se nos vuelve a relatar exactamente lo mismo en un claro copia/pega. 
Esto hace que en ocasiones el ritmo de la lectura decaiga estrepitosamente. 

Esto es sin duda lo que más me ha disgustado de la historia. Una historia que por otro lado es muy interesante, compleja y enrevesada, donde es muy complicado ponerle cara al culpable. El autor logra darle continuas vueltas de tuerca y sorprender. 

En definitiva, La verdad sobre el caso de Harry Quebert me ha resultado una novela muy entretenida y recomendable para los amantes, como yo de esos thiller psicológicos donde el autor juega claramente con el lector. 

15 comentarios:

  1. Ya sabes que a mí también me ha gustado mucho. No sé si le sobran páginas, lo que sí sé es que en mis manos volaban, por lo que la extensión no me pareció ningún problema. El ritmo es vertiginoso y lo pasé francamente bien leyéndola.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Bueno no me llama mucho pero pinta entretenida

    ResponderEliminar
  3. Está en boca de todos aunque por ahora la dejaré pasar, porque tengo mucho acumulado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Parece una novela muy entretenida, le tengo ganas. Espero conseguirla muy pronto.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de leerla, estaba esperando tu reseña para tener una idea. Así que lo leeré, porque a pesar de esos puntos que comentas, su lectura pinta muy interesante.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  6. Tiene buena pinta, la apunto. Besos cielo

    ResponderEliminar
  7. Este lo leeré seguro, pero me parece que voy a ir bajándole expectativas, que ya he visto varias reseñas que coinciden en señalar ese fallito que habéis comentado.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. Quiero leerlo, de hecho, pensaba hacerlo este verano pero tengo ciertas reticencias. Me da que me gustará mucho o nada. Ya veremos...

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  9. Quiero leer este libro. Y es bueno saber de antemano sus puntos débiles, como lo que has comentado de que le sobran unas cuantas páginas y el ritmo, así el "golpe" después es menor.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  10. Justo lo empiezo hoy, es un libro al que le tengo muchas ganas así que espero que también me guste a pesar de esas páginas de más
    besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Acabo de conocer tu blog y me ha encantado, ya te sigo. Si quieres pásate por mi blog.

    Tiene una pinta fantástica este libro, espero hacerme pronto con él :)

    Besos, Cassia.

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo entre mis pendientes, aunque no sea mi género favorito. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo suelo rechazar los libros que vienen precedidos por grandes cifras de ventas (no suelo coincidir con la mayoría), pero parece que este merece la pena, así que apuntado está.

    ResponderEliminar
  14. Parece entretenido pero no sé.. no me convence del todo.

    Un besazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  15. Tiene buena pinta aunque me asusta un poco eso del ritmo, al ser un libro tan largo. Me suelen gustar los libros de ritmo ágil.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar