18 de febrero de 2013

¿Suave como la seda? Noelia Amarillo


¿Suave como la seda?
Noelia Amarillo
Terciopelo
21/01/2013
384 Pág.
12.95€

Serie: 3º Amigos del barrio

 El espléndido príncipe azul venció al fiero dragón, desafió a la malvada bruja y rescató a la hermosa princesa. Con los primeros rayos de sol, montaron sobre el blanco corcel y emprendieron viaje hacia un castillo de cuento de hadas…
Pero, ¿y si el príncipe, ni es príncipe ni es azul? ¿Y si no tiene blanco corcel, ni castillo maravilloso? ¿Y si es un honrado trabajador, con un sentido del humor inexistente y un genio de mil demonios? ¿Y si viste vaqueros en vez de brillante armadura y su ejército lo componen zapatos en vez de guerreros? ¿Puede un simple zapatero ser el príncipe encantado que toda princesa busca?
¿Y si la princesa no es delicada? ¿Y si en vez de tímida y recatada es arisca e insociable? ¿Y si no sabe entonar dulces canciones de amor, pero se le da de maravilla pelear? ¿Y si en vez de bordar hermosos tapices, su trabajo consiste en vender juguetes eróticos? ¿Puede esta insólita mujer ser la dulce princesa que enamora al príncipe azul… aunque dicho príncipe sea en realidad un zapatero enfurruñado?

Cuando terminé de leer Cuando la memoria olvida os dije que tenía muchísimas ganas de leer la historia de Dario, me parecía un personaje muy interesante y que podía dar mucho de si. Por fin he tenido la oportunidad de hacerlo y he quedado muy satisfecha. 

¿Suave como la seda? comienza contándonos como era Ariel de niña, desde su nacimientos sus padres la consintieron y esperaban convertirla en una princesita, pero la niña tenía otros planes. 
Ya crecida nos encontramos con una mujer independiente, rebelde y muy mal hablada que parece más un marimacho que la princesa que esperaban sus padres de ella. 
Trabaja en la construcción, puede derribar a un hombre sin problemas y entiende de mecánica. Sin embargo todo cambia cuando se queda sin trabajo y debe buscarse la vida fuera de lo que hasta ahora ha conocido. 

Dario por su parte sigue siendo el chico bueno y responsable que se dedica a la zapatería de su padre y ama a su familia sobre toda las cosas. 

Poco tienen que ver estos dos personajes pero desde que Dario se topa con Ariel siente algo que jamás ha sentido por ella. Y se dedica en cuerpo y alma a derribar los muros que ella misma a creado a su alrededor. 
Por su parte Ariel no cree merecer el amor ni que un hombre como Dario pueda enamorarse de ella. 

He disfrutado enormemente de esta novela, no os voy a engañar, al principio creí que no me iba a gustar nada. En un principio me chocó la forma de ser de Ariel, es diferente, un soplo de aire fresco entre tanta damisela remilgada pero cuando cruzamos el límite de diferente a ir de chula por la vida ya no me gusta tanto. Esto es algo que sólo me ocurrió al principio ya que poco a poco vemos lo que Ariel esconde en su interior y deja aflorar simplemente a una mujer que ha sufrido muchísimo en la vida, que no conoce lo que es sentirse amada y que lleva un gran dolor y culpabilidad en su interior.

Otra cosa de la que no soy partidaria es del lenguaje de Ariel, esto es algo que ya he dicho en muchas otras ocasiones. No me gusta que los protagonistas se pasen el libro diciendo palabrotas, no me deja llegar del todo a ellos, no me hace sentirme cómoda. 
Se que en el caso de Ariel es hasta cierto punto lógico pero si esto hubiera sido en menos dosis hubiera estado perfecto.

De resto, me ha encanto reencontrarme con los personajes de siempre. Con los hermanos y el padre de Dario, ver la devoción que este siente por su sobrina y los piques que continua teniendo con Marcos, su cuñado.

¿Suave como la seda? me ha gustado bastante mas que su antecesora. Es una novela diferente que engancha desde las primeras páginas y donde podremos encontrar ante todo un hombre que adora a su familia y que anhela construir la suya propia con Ariel y una mujer muy diferente a lo que su aspecto presenta. Una mujer deseosa de amar y ser correspondida. 

Ahora sólo nos queda esperar conocer la historia del benjamin, Hector.

13 comentarios:

  1. Después del buen sabor de boca que me dejó Quédate a mi lado, no dudo que repetiré, tarde o temprano, con otra novela de la autora.

    Un besito y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  2. No he leído la reseña porque aún no he podido darle una oportunidad a los dos primeros... Pero he recibido tan buenas críticas de la pluma de esta autora que va a caer pronto sí o sí :)

    ResponderEliminar
  3. Al menos se ve bien! aunque no he leido nada de la autora

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta. Lo tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Darío me encantó, desde la primera linea,a Ariel me costó más encontrarle el punto, la verdad....
    Pero la historia es muy bonita y, sobre todo, cotidiana, te hace pensar que los sueños se pueden convertir en realidad.
    Me quedo con la familia y la amistad

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Espero leerlo pronto, muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de leer a esta autora, pues he leído maravillosas reseñas de sus libros.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  8. Como vosotras, estoy deseando leer la historia de Héctor :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Quiero leer esta trilogía y es que creo que me gustará. Tengo esta novela, así que haber si consigo los primero y así la empiezo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Con Noelia y su erótica no soy muy afín, lo tengo ya comprobado. en cambio con la demás me enamora. Me alegro que te haya gustado pero esta vez no lo pongo en la lista :p

    Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Noelia Amarillo es mi gran pendiente, aunque he leí en relato suyo que me gustó mucho. A ver si encuentro el momento...

    Un beso!
    Patri

    ResponderEliminar
  12. Sedienta!!!!

    Este libro me apasiona y enloquece ya me gustaría tenerlo. Libros de rendiciones son muy apasionantes y pasionales

    Mordiskos Sangrientos

    ResponderEliminar