21 de marzo de 2012

Debates Románticos (1): El declive de algunas autoras



Con motivo del Segundo Aniversario del blog hemos decidido actualizar y ordenadar un poco las secciones del blog, que os habréis dado cuenta, están totalmente abandonadas. 

Nace así una nueva sección que se llamará Debates Románticos, en estas entradas hablaremos un poco de temas que nos parecen interesante o que nos hayan llamado la atención sobre el género y esperamos que nos digais que os parece para de esa forma, y como reza el título, debatir. 

En este caso yo os voy a hablar de algo que vengo viendo desde hace tiempo pero quizás en los últimos meses se hace más evidente para mi y es el declive o "bajón" de las autoras de siempre. 

Llevo leyendo romántica adulta cerca de unos díez años y es inevitable tener a autoras favoritas, más entonces que ni de lejos había tanta cantidad de autoras publicadas como ahora. La demanda se reducia a pocas y entre ellas salieron mis indispensables y de las que por desgracia hoy vengo a hablar. 

Comenzaré por Julie Garwood, sin duda esta autora es la reina de las novelas de Highlanders, la mayoría de lectoras románticas nos rendimos ante Honor y pasiónEl secreto, El rescate, Castillos y tantísimas otras. 
Luego hubo un parón bastante grande donde la autora se dedicó a publicar novelas actuales. 

En el 2008 y después de años de espera respecto a los dos primeros libros de la serie por fin se publicaba La música de las sombras, sin embargo el resultado no fue bueno. Yo particularmente fui incapaz de terminar la novela, me pareció densa, lenta, aburrida y desde luego nada tenía que ver con la autora que yo adoraba. 
En los foros de romántica la decepción fue la misma que yo sentí. 
Desde entonces se han reeditado novelas de la autora pero en histórica no se ha publicado nada nuevo, por mi parte no lo espero. 


Por seguir puedo elegir a muchas pero vamos por ejemplo con Julia Quinn, seguramente mi compañera de blog esté ahora mismo alucinando con que haya metido en esta sección a uno de mis referentes románticos pero como se suele decir es imposible tapar el sol con un dedo. 

Conocí a Quinn por la famosísima Familia Bridgerton, una serie divertida, ingeniosa, fresca...en resumen, sencillamente deliciosa. 
Tras ella comenzaron a salir libros de la autora como churros y aún ahora saca más de tres y cuatro al año, sin embargo su calidad no es ni de lejos la misma. 
Quinn  nunca se ha caracterizado por novelas profundas, sus historias siempre son sencillas sin artificios pero la "magia" estaba en el humor y a veces emoción que tenían sus obras. 

Esta misma semana Bea nos dejaba la reseña del último libro publicado por la autora El duque de Wyndhman, libro que le decepcionó y que aunque no he leído solo hace reafirmarme en que algo está cambiando. 
Recuerdo que cuando se estaba publicando la serie de los Bridgerton salía un libro al año o cada dos años y me volvía loca y me desesperaba por conseguir sus libros, los devoraba en horas y luego me quedaba meses de espera. Todo eso se ha perdido por la desilusión de sus últimas novelas.

 

Como son muchas las autoras de "siempre" de las que tengo que hablar y la entrada se haría eterna voy a dejarlo por hoy y así dosifico la información.

Se que no soy la única que comparto esta percepción sobre las autoras románticas. En los últimos meses he leído en algunas reseñas de compañeras de blog como Historias Susurradas o El blog de Lady Mariam quejas sobre novelas de Lisa Kleypas o Nora Roberts (autoras que saldrán próximamente en esta sección) precisamente porque no tienen la magia o encanto de antaño.

¿Qué está pasando con estas autoras? ¿Son incapaces de escribir historias como las de antes o quizás nosotras como lectoras nos estamos volviendo demasiado exigentes?

Muchas veces he pensado que el éxito de algunas de ellas se les ha subido a la cabeza, y por el simple motivo de publicar X novelas al año no se entregan a escribirlas como antes, sino lo hacen a la carrera, con argumentos repetidos, personajes sin carisma y en definitiva sin ninguna magia. Novelas que me dejan como lectora fría y decepcionada. 

Y dicho esto el debate está servido 

28 comentarios:

  1. Puede que nosotras seamos un poco exigentes, acostumbradas a lecturas maravillosas, pero la verdad es que algunas de estas autoras han bajado el nivel y perdido cierto encanto. No sé a qué se debe, quizá a la presión de las exigencias, quizá a temas personales de los que no tenemos idea...pero la cuestión es que tampoco está mal bajar un poco el listón por nuestra parte (a no ser que el libro sea un bodrio), y con eso me refiero a intentar valorarlo como si nunca antes hubiéramos leído nada de ellas. Es díficil hacer eso, pero con Nora Roberts, por ejemplo, lo hago cuando leo alguno de sus últimos libros. Me doy cuenta de que sus historias pueden gustarme más o menos, pero sigue siendo una escritora con mucho talento.

    Estoy segura de que mantener el máximo nivel es difícil, con mis autoras favoritas siempre estoy dispuesta a ser paciente cuando un libro me decepciona, en el sentido de que espero que a la próxima pueda llegarme tan hondo como lo hicieron los de antaño, nunca se sabe.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Imagino que en muchas de ellas el problema está en que están forzándose a escribir. Probablemente tengan el compromiso editorial de escribir X libros y ello desemboca en historias sacadas de manual y no de la originalidad. A ello se suma que los lectores somos exigentes. Si me encandilaste con el primer libro, te obligo a que me encandiles con el siguiente, olvidando que los escritores son humanos, no creadores de maravillas, y de vez en cuando escribirán cosas normales y no brillantes.

    Yo como siempre haciendo de abogado del diablo xDDDDD

    ResponderEliminar
  3. Estoy con ambas. Yo tengo claro que cada vez soy más exigente y creo que llegaré a un punto donde haré lo que muchas otras lectoras que conozco, dejar de lado a todas estas autoras.

    Marie, he intentado al leer a Roberts o Foley imaginarme que no las conozco de nada pero no funciona. Con Roberts me acuerdo de Un secreto a voces, las Viñas de Napa Valley y tantas otras y no me entra en la cabeza que la misma autora escriba obras tan diferentes.

    El caso de Foley es más grave porque su ultima seria es simplemente infumable, sobre todo el último libro es un bodrio de los grande.

    Elwen: Muchas veces hemos hablado de ello, en el caso de Roberts tengo claro que la mitad de los libros los hace por encargo y se nota muchísimo.

    En el caso de Foley que comentaba, de la serie Kignth a Club Infierno que es la última que escribió la diferencia es tal que no parecen escritas por la misma persona. No esperaba lo mismo que con la serie que me enamoró, soy consciente de que era imposible pero de pasar a escribir una maravilla a escribir un bodrio hay un abismo en mediooo y no hablamos de un libro, son tres de la serie que no hay por donde pillarlos.

    Me cuesta mucho ser objetiva en este sentido quizás porque hay demasiados libros, demasiadas autoras y no me gusta perder el tiempo xD

    Un beso!!!
    Dácil

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo contigo en algunos puntos (por lo menos en las autoras que conozco, ya que como la mayoría, cuando comenzé a leer romántica eran las únicas autoras que había disponibles).

    Y es verdad que se ha notado muchísimo el bajón en esas autoras, añadiría también a Johanna Lindsey.

    Pero también es verdad, que hoy en día, con la cantidad de autoras que hay, muchas han tenido que innovar, o cambiar su estilo de escritura para adaptarse a los nuevos tiempos. A algunas les ha salido bien, otras está claro que deberían haber conservado la mísma dinánica.

    También creo (al menos a mí suele pasarme), que ahora al leer libros que anteriormente me parecieron lo mejor de lo mejor, ahora los encuentro flojos... Y es precisamente por lo que comentaba arriba, los tiempos cambian, hay mucha más demanda dónde elegir, y si bien siempre quedarán los "inolvidables", poco a poco se van incorporando nuevos géneros y autoras que les ganan la mano.

    Muy buen artículo, Dácil.

    Besos

    Kelly

    ResponderEliminar
  5. @pasajesrománticos: en el caso de Foley ¿te refieres a la serie Club Inferno y a Mi irresisistible conde en particular? es curioso porque a mí me está gustando mucho. No voy a compararlo con la serie Knight que me pareció de 10, pero en mi opinión son libros recomendables.

    Por otra parte, es respetable que decidas dejar de leerlas, al fin y al cabo, si uno no se siente satisfecho deja de dar oportunidades, pero en mi caso me costaría bastante dejar a algunas de lado (como son Nora o Foley)

    ResponderEliminar
  6. Marie, creo que así se llamaba el último si xD
    He intentado leerlo mil veces, lo empiezo, me aburro, lo dejo, vuelvo a ello...
    Soy incapaz de leerlo y es que me parece aburridisimo, no tiene miga, los protagonistas super planos y simples, la historia densa...

    Creería que soy yo y que es problema mio sino fuera porque me muevo por foros de romántica y se que no soy la única. Pero me alegro que te esté gustando, estaré atenta a tu reseña a ver si me animo a continuarlo un año de estos xD

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo tenía cero expectativas con este libro, es más, como tú, me habían dicho que era un bajón tremendo de Foley...no es cosa tuya XD

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Supongo que es normal que el nivel de estas autoras tan famosas y clasicas descienda cuando publican varios libros al año. Con tanto material llega un momento en el que no pueden prestarle la suficiente atención a su obra, y se acaba convirtiendo en un producto facil y poco trabajado. No se como funciona el tema de las editoriales, si les obligan a escribir un número de libros determinados al año o no, pero si es así, me parece totalmente contraproducente. Un libro es casi una obra de arte, y forzar a un escritor solo puede dar una mala obra. Puede que estas autoras por su larga carrera y sus maravillosos primeros libros tengan lectores fieles, pero si les vende un par de bodrios, los lectores acaban marchandose y buscando a otros autores, que abundan en la actualidad.
    Me ha encantado vuestra idea, espero la siguiente entrada sobre Roberts y Kleypas.
    Besos:)
    Scarlett

    ResponderEliminar
  9. Yo no llevo tantos años leyendo romántica pero si es cierto que desde hace un tiempo para acá ha habido un descenso bastante generalizado de la calidad de las novelas.
    Parte de la razón puede estar en el ansia de autoras y editoriales por publicar muchos libros cada año. Por ejemplo, Nora Roberts (con la que estoy algo decepcionada) es uno de los referentes del género y la editorial lo sabe y lo aprovecha, publicando títulos que sin ser demasiado buenos van a venderse por ser de ella.
    Hace tiempo que no leo nada de Quinn porque sus últimos libros no me enganchaban. Voy a probar de nuevo con El duque de Wyndham, que no es tampoco ninguna joya por lo que he oído.

    Entiendo que una autora no mantenga siempre el mismo novel, es demasiado difícil, pero si exijo un mínimo de calidad. Los libros tienen un precio elevado y lo mínimo que espero, cuando me gasto tanto dinero es una obra de calidad.

    A veces es bueno dejar de lado a una autora, al menos por un tiempo, y retomarla en el futuro. Yo lo he hecho con Mary Jo Putney porque acabé cansada de sus novelas.


    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, Mi irresisistible conde será una de mis próximas lecturas ;)

    ResponderEliminar
  11. A mí me encantaban las novelas de Julie Garwood, pero después de leerte las más famosas y genialosas, las demás se me hicieron repetitivas y más de lo mismo. Por ello, hace bastante que no me leo ninguna de esta escritora, ya no me llaman.

    PD: A mí me pasó exactamente lo mismo con La música de las sombras, aunque yo sí me la terminé.

    ResponderEliminar
  12. A mí me ha pasado con Nora Roberts y es una de mis autoras favoritas.
    O con Nicholas Sparks, que sólo me enamoro con los dos primeros y los demás, pasaron sin pena ni gloria...
    Quizá mis expectativas son demasiado altas, y espero que todo me enamore!!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  13. Ssil, has dicho exactamente lo que pienso.
    Yo si creo que algunas autoras tienen un mínimo de libros por año por contrato y eso quieras o no se nota.
    En el caso de Roberts quizás menos porque es innegable que es una autora buenísima pero en otros caso si que canta mucho.

    Un beso!
    Dácil

    ResponderEliminar
  14. Pinkiland: Con Roberts coincidimos, en el caso de Sparks pues para mi no es que haya bajado de nivel sino que está sacando libros quizás orientados hacia otro tipo de público. Es decir, menos dramáticos, aún si si tengo que coincidir en que no es el mismo nivel de El cuaderno de NOah y tantas otras.
    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  15. Mmmh sí es cierto que muchas autoras no son lo que eran... pero puntualizaría algo en el caso de Garwood: ha perdido mucho en histórica, pero en contemporánea me sigue encantando :D Quizá es que ha explotado ya mucho la época y puede jugar más con las novelas actuales...

    En el caso de Quinn yo creo que dejó el listón demasiado alto con los Bridgerton, y ahora es incapaz de superarlo :P aunque me siguen gustando sus libros muchísimo, una cosa no quita la otra :P xDDD

    Y por último Nora (estaré atenta a lo que escribáis de ella :D), no soy una experta en ella, pero creo que Llamaradas tiene la esencia de Aurora boreal, Ángeles caídos... Vamos que poder puede! al contrario que Garwood (en mi opinión :D

    Me gusta la sección ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Monita, ya sabes que me encantó la idea que tuviste con este debate, y que encima eligieses como marcador de esta sección a la Señorita Skeeter, de Criadas y Señoras me ha encantado.
    Ahora al tajo!
    Lo comentamos ayer, empezamos muy fuerte con la novela romántica. Teniendo un amplio abanico donde elegir, y donde nos recomendaban miles de novelas, todas joyas, todas buenas. Conocimos a Kleypas, Roberts, Lindsey, Quick, Quinn, Garwood, Kenyon, o Ward, con sus preciosas obras. Sus primeras novelas cuidadas y hechas con esmero.. pero ahora y estoy bastante de acuerdo con Elwen, firman contratos, escriben por escribir.. y pasa como le pasó a la Ward con el libro de Phury, un fiasco tal, que poco menos que tuvo que pedir perdón a sus lectores.

    De las que has mencionado, son dos casos patentes. A la Garwood hace años que no la leo.. quizás algún día coja su saga contemporánea pero no es algo que me mate... y respecto a la Quinn, sigue siendo divertida, pero se ha vuelto superficial, y no ha escrito en años algo comparable a los Bridgerton..y lo peor es que dudo que lo haga.
    En el tema de Norita, aunqeu con algún fiasco, sigue deslumbrandome ;)

    Muchos besitos
    Bea

    ResponderEliminar
  17. Claro que Nora es de las grandes pero a mí en los últimos tiempos no ha logrado emocionarme y lo que en otros tiempos la halagué (describir muy bien las profesiones de los protagonistas) ahora creo que cobra demasiada importancia en sus novelas. Quizás pruebe con Llamaradas-

    El libro de Phury fue una vergüenza :S.Una historia insulsa, y el amor brillando por su ausencia.

    A Garwood no la conozco mucho. Intentaré ponerme con novelas no tan recientes a ver que tal me va con ella.

    ResponderEliminar
  18. ufff, por dónde empiezo... tanto tema, madre mía!!
    Yo llevo más de 30 años leyendo romántica,con pasión, amor y dedicación. Desde Kathleen Woodiwiss, la gran precursora de la novela romántica como la conocemos hoy en día (vamos, con chicha en la cama y sin correr un tupido velo)a Victoria Holt, que devoré siendo adolescente todo lo que había de ella en la biblioteca de mi ciudad. Luego llegó la tía Juana, que a mí me descolocó con la primera novela que leí, La novia cautiva. Todas ellas, durante años, mantuvieron el listón muy alto. Pero hijas mías, todo se cae, es ley de vida, jajaja!

    En la primera epoca de oro de la novela romántica (años 80) había pocas autoras y sacaban un libro al año, con lo que te daba tiempo de sobra a leer y releer y releer hasta aprenderte los mismos libros. Luego empezaron a surgir más... y más... y más... habeis citado a muchas de mis favoritas: la Garwood, Roberts, Deveraux, Lindsey, autoras que adornan con honores mi estantería. Cuando no hubo bolsillo que soportase el aluvión, empecé a seleccionar, pura cuestión de tiempo, y ahora mismo, la verdad es que tengo un montón de libros comprados por fidelidad... y no leídos por aburrimiento (o por bajón de calidad, más bien). Incluso mi icono sagrado de los últimos tiempos, la Ward, se traicionó a sí misma ante el vil metal y no tuvo los redaños suficientes de escribir una historia transgresora, regalándonos un final de saga (para mí la auténtica saga acabó con el libro de Phury) para llorar de vergüenza ajena.
    En fin, que me enciendo con el tema. Ya lo he comentado varias veces, otra de mis vacas sagradas, Stephen King, dice (y creo que es autoconfesión) en La mitad oscura, que un escritor llega al mundo con un nº concreto de historias que contar, y luego sencillamente el grifo se cierra, a no ser que las editoriales presionen y los escritores sigan escribiendo automáticamente, pero ya sin chispa ni pasión.

    ResponderEliminar
  19. Marisan! Me ha encantado tu comentario.
    Desde luego coincido con Lindsey, otra de las grandes y que desde luego saldrá en la sección.

    A eso me refería, antes habían muy pocos libros al mes de romántica, muy pocas autoras así que no se si los pillabamos con más ganas y todos nos gustaban o precisamente porque habían pocos se seleccionaban las autoras con más calidad.

    Yo tengo también muchísimos libros comprados por difelidad de Lindsey, Laurens, Foley...y tantas otras. Libros quie he comprado por eso de "son las autoras de siempre, ¿cómo me va a faltar un libro suyo?" y la realidad es que no los leo porque se que el nivel es bastante más bajo y que solo será una decepción.

    Munca he sido de paranormal (eso se lo dejo a Bea) pero si he leído los primeros libros de la serie de La hermanadad y desde luego lo que hizo Ward fue un despropósito de los que hacen época.

    Un beso!
    Dácil

    ResponderEliminar
  20. YO lo que creo es que deberían pensar en algo para reinventar el genero romantico, no cuestiono porque no lo lea mucho pero me parece que es un genero bastante cerrado :P

    ResponderEliminar
  21. El género romántico ya no es lo que era antes :/ ojalá cambien las cosas...

    ResponderEliminar
  22. De la primera autora juraría que no he leído nada porque no me suena, pero de Julia Quinn si que leí todos los de la saga de la Familia Bridgerton y me parecieron maravillosos todos!!! me encantaron, y cuando leí Los diarios secretos de Miranda se me cayó un mito, la verdad...

    Creo que ha pasado lo que dices, deberán cumplir con X novelas al año y en vez de hacer una maravilla, hacen 3 mediocres... Esperemos que esto cambie.

    Un besote :D

    ResponderEliminar
  23. Estoy contigo, algunas autoras han pasado de ser las reinas del romance a publicar historias que no han estado a la altura de las expectativas. Creo que podría deberse a que escribir se ha convertido en una obligación más que una ilusión. En el caso de Nora Roberts, su bibliografía es tan extensa que marea solo con leer la lista. Otras han cambiado un poco su estilo, sorprendiendo a sus lectoras. Otras han querido estirar la gallina de los huevos de oro hasta repetirse hasta la saciedad.
    El caso es que desde hace un tiempo miro con lupa autoras que antes compraba con los ojos cerrados. Me imagino que escribir con una fecha limite, tener que cumplir con un plazo debe de resultar agobiante. O tal vez ya no tenga la ilusión que se tiene al inicio, cuando se escribe con el corazón el la mano.
    el caso es que es complicado encontrar la receta justa que reuna todos los ingredientes de una buena novela, pero lo que tengo claro es que las presiones no son buenas y ver que algunas autoras publican mas de tres libros al año es sinónimo de prisas.

    Besos, chicas. Muy buen debate.

    ResponderEliminar
  24. Justo de las dos que comentas no he leído nada aún pero de las que seguirán sí y seguro que estoy de acuerdo con vuestros comentarios...

    saludos :)

    ResponderEliminar
  25. Que se preparen Nora Roberts y Lisa Kleypas en futuros especiales xD. Tenéis razón, estoy totalmente con vosotras. Es un buen debate.

    Todas las ideas que se han dicho son buenas. Posiblemente somos demasiado exigentes pero es difícil no serlo cuando somos fieles a determinadas autoras y conocemos su potencial. También, con tanto libro, debe ser difícil innovar y destacar con nuevas historias pero como habéis dicho, quizás también van ahogadas con contratos de libros que aún ni siquiera han empezado. En EE.UU se estila mucho, firman un acuerdo con la editorial para escribir una serie de la que ni siquiera tienen un esbozo. Y luego las prisas de entregarlo en el plazo...

    No sé, pueden ser muchos factores. Por ejemplo, con Roberts es con una de las que más me estoy decepcionando y he llegado a pensar que ha cambiado de editor y/o colaboradores porque hay cosas que no entiendo que falle cuando antes no lo hacía. Y aún así, escribe bien pero no es la misma.

    Pienso lo mismo, es mejor escribir un libro al año que tres o cuatro mal y con prisas.

    Un beso!!
    Patri

    ResponderEliminar
  26. La verdad es que yo soy bastante nueva en esto de la novela romántica... la primera que ley fue Kenyon, después J. R. Ward y Nora roberts, y autoras nacionales May beneito con su Mascarada por un conde, que me encanto.
    Me ha hecho ilusión cuando has puesto que Julie Garwood es buena y que su Honor y pasión es bueno, porque lo tengo en casa y aún no me había atrevido a hincarle el diente.
    No puedo decir mucho sobre el debate, porque no he leído tanto como para opinar. Pero estoy en ello, jejeje. ¿Por cierto cual es el libro de Phury? Yo ahora mismo acabo de empezar el tercero el de Zsadist. Me gusta esta nueva sección. Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Muy buenas cuestiones... De lejos podría opinar ya que no estoy tan enfrascada en el género... pero creo que es la prisa por publicar lo que puede hacer que la calidad decaiga... Y eso es una lástima...
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Completamente de acuerdo, si solo me acuerdo de lo que me gustaban antes autoras como Keyplas y Laurens y ahora me aburro con ellas. Pero vamos, no es algo que pase solo en RA, pasa en casi todas los géneros, si algo funciona ¿para qué cambiar? Que una historia da muchos beneficios, ¡saquemos una saga a partir de ella! Que los personajes son los mismos, que es monótono, ¡qué más da! Yo creo que estas son sus refexiones, porque sino no lo entiendo.

    Muy buena sección.

    ResponderEliminar