12 de noviembre de 2014

No hay cuervos, John Hart



Con trece años, Johnny Merrimon tiene que enfrentarse a situaciones que ningún chico de su edad debería afrontar. En el año transcurrido desde la desaparición de su hermana melliza, Alyssa, su mundo se ha venido abajo: su padre les ha dejado y su frágil madre se encuentra inmersa en una espiral de autodestrucción. Pero Johnny se mantiene fuerte. Provisto de un mapa, una bicicleta y una linterna, acecha a todo hombre fichado por abusos en el Condado de Raven. La policía puede que haya renunciado a encontrar a Alyssa, pero él nunca lo hará. Alguien, en algún lugar, sabe algo y lo está ocultando... 


Se ha cumplido un año de la desaparición de su melliza Alyssa y la policía no ha encontrado al culpable. Para Johnny, un chico de trece años, eso es algo que no le deja dormir, tiene la certeza que su hermana está viva, que alguien la retiene y que la policía ha dejado de buscar. 
Es por ello que cada noche sale a vigilar. Tiene un mapa marcado con casas sospechosas y una libreta en la que está toda la información sobre posibles culpables. 
En casa nadie lo espera. Su padre roto por el dolor y la culpabilidad los ha abandonado y su madre se ha sumergido en una espiral de pastillas, drogas y malas compañías: Johnny está solo. 

En un principio es difícil hacerse a la idea de que un niño de trece años conduzca, vague sólo por las noches y se meta en tantísimos peligros sin que nadie le pare los pies. Pero Johnny es un chico con una meta: encontrar a su hermana y no está dispuesto a que nadie se lo impida. 
Desde el principio de la historia nos daremos cuenta que Johnny es sumamente espabilado e inteligente. Descubre cosas que a la policía se le escapan totalmente y es el responsable de que finalmente se sepa la verdad.  Tiene una madurez nada propia de su edad. 

El pueblo ha estado conmocionado desde la desaparición de Alyssa pero se sobrecoge aún más cuando desaparece otra niña: Tiffany.es ahí cuando la obsesión de nuestro protagonista aumenta, está seguro que si encuentra a Tiffany dará con su hermana. 

Johnny no está sólo en su búsqueda. Clyde Hunt inspector de policía no ha abandonado el caso. Un caso que lo ha obsesionado hasta el punto de perder a su propia familia. Está decidido a encontrar a Alyssa e intentar restablecer la vida de Johnny aunque eso suponga saltarse las normas y destruir su carrera profesional. 

A pesar de las más de cuatrocientas páginas que contiene la novela es una historia tan adictiva que se lee de una sentada. El autor ha creado una atmósfera llena de misterios y giros en la trama que mantiene al lector pegado a sus páginas anhelante por saber qué pasará a continuación. 
Todos los personajes, todos y cada uno de ellos tienen algo que contar, esconden algo. A medida que avanza la novela y se van descubriendo los secretos esta se vuelve mucho más peligroso sobre todo para Johnny que una y otra vez se pone en el ojo del huracán. 

No hay cuervos es una novela absorbente y vertiginosa que nos habla del dolor de la pérdida, de la obsesión y de la resolución de un niño de trece años por encontrar a su otra mitad. Una historia desgarradora que en más de una ocasión os hará estremeceros. 

Si os gustan las novelas de misterio, giros complejos y desenlace asombroso no os perdáis la novela. A mi sólo me queda desear que se publiquen más novelas del autor, he investigado en su web y son sumamente interesantes. 


13/10/2014   Pámies      /       444Pág.        /       19.95€  

17 comentarios:

  1. Me muero por leer este libro, me llama muchísimo :D

    ResponderEliminar
  2. Lo leí y reseñe hace poquito y también me gustó mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Ahora me paso a ver tus impresiones.

      Un beso

      Eliminar
  3. Hola! No lo conocía pero no tiene para nada mala pinta así que otro más a pendientes ;) Besos!

    ResponderEliminar
  4. Las novelas de misterio me apetecen... de vez en cuando. Muy de vez en cuando XD Y no es que no me gusten, más bien que me canso fácilmente de este género :(

    Un besote guapa!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encanta el género! Me suele cansar si las novelas no tienen ese punto de intriga que consigue mantenerte pegado a las páginas. Y eso lo consiguen pocas. En este caso esta si, espero que te animes.

      Un beso

      Eliminar
  5. Estos libros no suelen llamarme mucho pero gracias a tu reseña ha picado mi curiosidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me suelen llamar mucho estos libros así que me lo apunto =)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Desde que supe que se iba a publicar tengo unas ganas tremendas de leerlo. A ver si lo puedo conseguir pronto porque tiene una pinta increíble.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Hooola! La portada me enamoró, pero no sé yo si me gustará mucho... Me lo apunto, pero prefiero ver alguna reseña más antes de ponerme con él.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No soy de novela negra, pero últimamente le estoy dando una oportunidad por los giros sorprendentes que tiene. Así que creo que me voy a apuntar el título en mi cuadernito por si lo veo en la biblioteca o algo. La sinopsis me ha llamado mucho y tu reseña ha hecho que me pique aún más la curiosidad, jaja.
    Aunque eso de que el niño tenga trece años... No, da igual, me lo apunto, seguro que está bien redactado y que es por su inteligencia por lo que pegue en la novela.

    ¡Un abrazo y gracias por la reseña! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad del protagonista el resta un poco de credibilidad a la historia pero te aseguro que cuando empiezas te olvidas de eso.

      Un beso

      Eliminar
  10. Qué buena pinta tiene este libro. Apuntado y requeteapuntado!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Parece que puede ser interesante pero tal vez si el protagonista tuviera unos años más le aportaría algo más de credibilidad a lo que cuentas en la reseña, aun así, no lo descarto del todo.

    ResponderEliminar