2 de octubre de 2015

Un refugio en Katmandú, Ángeles Ibirika


Matthew jamás pensó que su exitosa carrera como jugador de béisbol se truncaría por decisión propia; que desaparecería de la faz de la tierra para embarcarse en una peligrosa aventura en el desconocido Nepal; que en la milenaria ciudad de Katmandú, entre tradiciones que ni entendería ni compartiría, encontraría el amor de su vida; que su plan inicial acabaría en desastre y se vería obligado a trazar un desesperado plan B, ni que con el paso del tiempo llegaría a creer que aquello no saldría bien. Sin embargo, siempre supo que llegaría hasta el final arriesgando su libertad, y hasta su vida, si era necesario, para conseguirlo.
Pero en la vida, más aún en el país de un millón de dioses, todo ocurre en los momentos más inesperados y por las razones más insospechadas.

02.06.2015    Planeta      /        416Pág.        /          19.90€


Si hay algo que admiro profundamente de Ibirika, a parte de saber transmitir tantísimas emociones, es que capacidad de reinventarse.  Y es que en cada novela descubrimos algo nuevo, sus novelas nunca son iguales, no siguen un patrón, algo que agradecer. 
En esta ocasión la autora nos traslada al otro lado del mundo: Nepal. Un país, al menos para mí, totalmente desconocido y del que lo poco que he podido conocer ha sido por desgracias naturales. Sin duda lo más destacable de la novela es su cuidada y maravillosa ambientación. De la mano de Ibirika he podido disfrutar y descubrir las tradiciones, costumbres, su gastronomía...todo un mundo nuevo. Sobre todo me ha llamado la atención su adoración a los dioses, como todo gira en torno a ellos.  
Como protagonistas tendremos a dos personas muy distintas: Por un lado está Matthew, era un jugador muy famoso de béisbol que vio su carrera trucada. A causa de una tragedia familiar decidió abandonarlo todo y desaparecer, su destino: Katmandú. A lo largo de toda la historia se juega bastante con el misterio que esconde Matthew. El lector entiende que algo muy importante le ha llevado a dejar su tierra natal, a su familia y sobre todo su pasión por el béisbol, pero hasta prácticamente al final no llegamos a saber qué ocurrió. 
Por otro lado está Claudia. Una médico de origen español que decidió dejarlo todo para trasladarse a Nepal a ayudar a los demás. Ha consagrado su vida a ello, a ayudar, a proteger y a facilitar sobre todo la vida de las mujeres y niños de un país muy tocado por la pobreza y la tragedia, así como las costumbres machistas que dejan a la mujer muy desprotegida.  Es en esta faceta donde más se puede conocer de las costumbres en tema de relaciones entre hombres y mujeres, sobrecogedor darse cuenta que si una mujer se queda viuda es repudiada por creerla causante de la muerte de su marido.  Toda la vida de Claudia es un canto a la generosidad y el altruismo, vive por y para los demás. 
La relación entre ambos es complicada y algo tensa sobre todo al principio. Claudia no se fía de Matthew, sobre todo cuando este no desvela el porqué de su presencia en Nepal. Por su parte a él le cuesta entender el carácter solidario y  nada materialista de Claudia. Como pudo abandonarlo todo por dedicarse en entero a los demás sin tener ninguna recompensa - material - a cambio. Ambos tienen las cosas claras pese a los sentimientos que crecen entre ellos: Claudia no abandonará Nepal, Matthew si consigue su objetivo volverá a su país y no regresará jamás. 
Un refugio en Katmandú me ha resultado una historia preciosa a nivela personal y sentimental, sobre todo en lo concerniente a Claudia. Impactante su nivel de implicación con un país y sus gentes, su amor a las tradiciones y costumbres de Nepal y sobre todo como he dicho su altruismo. Tanto el suyo como el de las personas que la ayudan a hacer el país al menos un poco menos duro para los menos desfavorecidos. Todo ello lo conoceremos de mano de Matthew, un hombre acostumbrado a las riquezas y la vida material que irá descubriendo a través de Claudia todo un mundo desconocido y lleno de posibilidades. 
¿Parte negativa? Me  ha costado bastante meterme en la historia de Matthew, creo que se le da demasiadas vueltas a su problema y muy pocas explicaciones hasta bien avanzada la novela, lo que provocó que cada vez me interesara menos. Como novela romántica - no creo que lo sea - bastante flojilla. Como novela sentimental y humana, una auténtica maravilla.
Un refugio en Katmandú es una novela que nos habla de la vida, tradiciones y costumbres de un país desconocido lleno de diversidad y gente extraordinaria. De solidaridad, generosidad y humanidad. También del amor y de los sacrificios, de la pérdida y toma de decisiones. De la lucha, del amor incondicional a la familia y del amor. Totalmente recomendable. 

29 comentarios:

  1. La portada me parece absolutamente maravillosa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada es preciosa y el contenido vale la pena :)
      Un beso

      Eliminar
  2. Ángeles me encantó en la novela de Donde siempre es otoño, pero desde entonces que no he vuelto a leer nada de ella, la verdad que las últimas publicadas no terminan de llamarme tanto. En parte es por lo que comentas sobre que no prima el romance sino más bien la parte sentimental y humana. De momento no me animo pero no lo descarto en un futuro, la portada es muy llamativa y por el significado que tiene me parece más bonita aún.
    Besos y buen finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me han encantado todas las novelas de Ibirika, me parecen una delicia. Esta es diferente como digo es una autora que se reinventa continuamente. Si quieres una novela más romántica prueba con Antes y después de odiarte que creo fue la primera que publicó y es una maravilla.

      Un beso

      Eliminar
  3. Hola!!!!
    Me pasó lo mismo que a tí, y conste que íbamos avisadas, La autora ya dejó entreveer que se alejaba un poco de la novela romántica.
    Aún así, es una historia bonita, dura pero deliciosamente narrada. Lástima que la historia de amor entre ellos no me convenciera
    Buena reseña!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estamos iguales Pepa, yo fui a ciegas, intenté no leer reseñas y tampoco entrevistas a la autora. Aunque ya por el sello que la publicó (Planeta y no Esencia) me imaginé que se alejaba de la romántica.
      La historia como dices una delicia pero la parte amorosa baste flojilla.

      Un beso!

      Eliminar
  4. Desconocía la autora y me encanta que que todo en este libro parezca tan exótico (incluida la portada). Gracias por la reseña, tomo nota c:

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que pruebes algo de la autora, te aseguro que no te decepcionará.
      Como han comentado más arriba Donde siempre es otoño es una novela preciosa, Antes y después de odiarte o esta misma, son preciosas.

      Un beso

      Eliminar
  5. ¡Hola! Estoy muy de acuerdo con tu reseña.
    Me encantó esta novela y también creo que Claudia es el personaje fuerte. Un buen ejemplo de protagonista femenina (cada vez me resulta más difícil encontrarlos). Y la ambientación es perfecta. Puedes ver los colores, notar los olores, descubrir tradiciones muy alejadas de las nuestras. Es una novela preciosa. Una novela sobre el Amor en mayúsculas.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que coincidamos! ahora me paso por tu blog a buscar la reseña.
      La verdad es que en ambientación le doy un 10, transmite al lector tanto que parece que estás en Katmandú.

      Un beso!

      Eliminar
  6. De esta autora he leído muy buenas reseñas y lleva tiempo entre mis pendientes. Y podría animarme con este libro, que me ha gustado su historia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que a ti te encantaría Margari, no buscarás tanto la historia de amor quizás como yo.

      Un beso

      Eliminar
  7. Este siiiii,esta si q me paso en diagonal por la reseña Da, lo tengo!!!!!!!!!!!!!! Y sabes q esta escritora para mi es <3 <3

    Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo leas pronto María! Seguro te encanta.

      Un beso!

      Eliminar
  8. Solo he leído una novela suya y no me terminó de convencer. Es evidente que en este caso no puede hacer una valoración de su obra pero, al leer las sinopsis, tengo la impresión de que siempre recurre a personajes atormentados y eso no me hace mucha gracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ibirika tarda bastante más en publicar que otras autoras pero siempre es por un buen motivo. Sus novelas son complejas y si, con personajes complicados. A mi personalmente me encantan, me llenan mucho más aunque también disfruto de historias sencillas.
      Yo te animaría a que probaras con otra de la autora, si quieres esta ya sabes que te la dejo cuando quieras.

      Un beso!

      Eliminar
    2. Yo leí Antes y después de odiarte y creo que no fue una buena elección (para mi gusto) he leído mejores críticas de Donde siempre es otoño, no sé si con esa acertaría, esta en concreto no me llama especialmente.

      Eliminar
  9. Ibirika es mi autora favorita en contemporánea en español.
    Quizá por lo que tú dices: que no hay dos libros iguales. Aunque yo hubiera preferido que escribiera algo más del estilo de Antes y después de odiarte...
    También porque ambienta sus historias aquí, y en particular en el norte de España, lo que para mi es un punto a su favor.
    Sin embargo, este libro lo tengo ahí, en el montón de libros pendientes, ¡desde hace meses! Lo compré entusiasmada, pero me enfrió el ánimo leer en su página web que esto no es novela romántica, algo que tú también señalas aquí. ¿Será por mi definición personal de novela romántica? ¿O es que no acaban juntos?
    En fin, lo bueno de tu reseña es que sí que merece la pena. Así que a ver si la rescato del montón de libros pendientes. Ya lo contaré..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría que la autora hiciera otra novela al estilo Antes y después de odiarte o Donde siempre es otoño porque me encantaron!
      Yo cuando vi en que sello se publicaba la novela me imaginé que no sería romántica si no más bien sentimental y así ha sido. Como me gusta el género no tengo pega aunque si me faltó esa conexión en el plano amoroso.
      En cuanto a tu pregunta sobre el final prefiero que lo descubras cuando te animes a leer la novela :)
      Un beso!

      Eliminar
  10. ¡Hola! Lo disfruté muchísimo. La verdad es que la autora es capaz de transportarte a Nepal con sus palabras e imaginarte cada paso que ellos dan. Simplemente, me encantó :)

    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ambientación no se le puede poner una sola queja. Magistral!

      Un beso

      Eliminar
  11. Disfrute mucho con el libro la ambientación es exquisita y .... ahora tengo que viajar a Katmandú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A medida que transcurre la historia dan ganas de viajar a Nepal. En mi caso sobre todo por el tema de los Dioses fue algo que me llamó mucho la atención. Su adoración y como estos están presentes en cada faceta de sus vidas.

      Un beso!

      Eliminar
  12. Hola. Soy nueva por aquí. Aún no he podido leer este libro, pero lo tengo en pendientes. Genial reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa!
    Me atrae bastante, así que quizá le dé una oportunidad cuando me vea más libre de pendientes. Feliz inicio de semana. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes guapa, merece mucho la pena.

      Un beso

      Eliminar
  14. Hola :)
    No conocía el libro, pero tu reseña me ha encantado. Es verdad que es un país desconocido en este lado del mundo y me gusta leer libros así, donde descubres las demás culturas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    Angeles Ibirika para mí es una gran autora. Excepto esta, tengo todas sus novelas leídas y, aunque esta tengo oídas de que es más sentimental como bien dices, y la sentimental no es lo mío, desde luego sé que esta caerá tarde o temprano.
    Muy buena reseña :)
    Besos!!

    ResponderEliminar