8 de octubre de 2015

Justo antes de la felicidad, Agnès Ledig


Hace demasiado tiempo que Julie ha dejado de creer en los cuentos de hadas, en la bondad y todas esas patrañas. Con apenas veinte años, es cajera de un supermercado donde aguanta las impertinencias y el acoso de su jefe por miedo a perder su puesto. No se lo puede permitir, necesita ese trabajo. Es madre soltera y tiene que valerse por sí misma, ya que su familia le dio la espalda cuando se quedó embarazada del pequeño Lulú, un niño de tres años adorable.Pero un día un desconocido le tiende una mano por pura generosidad. Conmovido por su situación familiar, Paul, un cliente del supermercado, la invita espontáneamente a pasar con el niño unos días en la costa bretona junto a él y su hijo Jérôme. Reacia en un primer momento, la joven madre acaba aceptando la propuesta sin saber que estas vacaciones van a cambiar sus destinos para siempre. Un viaje de no retorno y una cadena de sucesos inesperados mostrarán a Julie la cara más triste pero también la más amable de la vida.
Septiembre 2015, Grijalbo          /            304Pág.            /            17.90€

Ayer, mientras leía esta novela, me ocurrió algo que hacía tiempo que no me pasaba. No soy de leer ese breve fragmento que viene en las novelas sobre la vida y obra del autor/a. Pero cuando una historia me marca mucho, me sorprende, suelo buscarlo para saber si hubo algún detonante, algo importante que llevo al autor/a a escribir la historia. En medio de esta novela tuve que hacerlo. Y si, la Ledig comenzó a escribir en un momento muy complicado y doloroso de su vida. Ayuda a entender el desarrollo del libro.

Julie cuenta apenas veinte años. Cuando tenía quince se quedó embarazada y sus padres, profundamente católicos, la obligaron a marcharse de su casa. Quedó sola, desamparada y teniendo que hacerse cargo de su futuro bebé. Pero Julie es fuerte y ha salido adelante. Ahora tiene un precario trabajo de cajera en un supermercado, trabajo con el que apenas llega a fin de mes y que le impide disfrutar de su hijo Lulú todo el tiempo que querría.

Pero un día todo cambia para Julie. Un día cualquiera entra en el supermercado Paul, un hombre de mediana edad recién divorciado que se encuentra  un poco perdido. Paul se fija inmediatamente en Julie, en su aura de tristeza, derrota y dolor y decide acogerla bajo su ala. A pesar de las dudas y la reticencia de Julia finalmente y tras unos días Paul consigue convencerla para que se vayan de viaje con él y su hijo, Jèrome, a Bretaña. Una forma de tener vacaciones y olvidarse de las desgracias que tiene en su vida.

Los tres personajes , adultos, de la novela son bastante complejos. Paul tiene una vida muy acomodada lo que le lleva a no entender como Julie vive entre tanta precariedad y pobreza. Pero Paul no es feliz, aún recuerda a su primera mujer que lleva muerta más de treinta años. La única a la que ha amado. Por su parte su hijo Jèrome es un reputado médico pero cada noche se refugia en el alcohol para intentar olvidar la pena y el remordimiento que siente a causa de una pérdida muy dolorosa.
Paul organiza el viaje como un modo de desintoxicarse, tanto él como Julie y Jèrome, de sus fantasmas. De una vida llena de dolor y abatimiento. Para Paul Julie es como un soplo de aire fresco, con su franqueza y su luz a pesar de la oscuridad de su vida. Los días en Bretaña son preciosos, un bálsamo para los tres corazones, sobre todo con la ayuda del pequeño Lulú que llena  todo de alegría y espontaneidad. Aunque el viaje no comienza demasiado bien. Julie no se fía de las verdaderas intenciones de Paul para con ella y Jèrome cree que Julie ha visto en su padre un salvoconducto económico.

“Más que nunca tiene la sensación de haber nacido con mala estrella. Una estrella que no brillaba demasiado. Un destino que no se elige. Una dificultad tras otra y un sentimiento de correr tras la felicidad como tras un autobús que acaba de cerrarte las puertas en las narices”

Y es entonces cuando la novela da un giro brutal e inesperado. Ocurre algo que marcará la vida de Paul, Jèrome y Julie para siempre, pero sobre todo la de esta última. No quiero hablar demasiado sobre este tramo, creo que es necesario leerlo y sobre todo sorprenderse y emocionarse pero fue en este momento justo cuando tuve que marcar la página y buscar el fragmento sobre la vida de la autora. La novela muestra lo peor de la vida, como una decisión cambia nuestro destino para siempre, como un simple acto puede darle la vuelta a todo..

Pese a todo Justo antes de la felicidad es un canto a la bondad, a la esperanza, a las segundas oportunidades. Julie tendrá que pasar por mucho para alcanzar la felicidad, para sanar su corazón y su alma, para sentirse en paz consigo misma. Pero, ¿qué es lo mejor? que ya no tendrá que hacerlo sola. Ahora tiene gente a su alrededor que la quieren y la apoyan, que la respaldan en sus decisiones y que la ayudan a avanzar y a madurar.

Me ha encantado de principio a fin. Yo de que por si tengo debilidad por la novela sentimental esta me ha llegado muy hondo. Me ha sobrecogido y emocionado, es de esas historias que te ponen el nudo en la garganta, un nudo difícil de soltar pero finalmente el mensaje positivo logra hacerlo. 

Justo antes de la felicidad es una novela intensa, compleja y dura. Nos retrata la vida tal cual es: una ruleta en la que algunos siempre les sale la felicidad y a otros la tristeza y la desgracia. Es una historia emotiva, de decisiones, de dolor que desgarra el alma, de tristeza, de abandono y pérdida. Pero de todo eso emerge la esperanza, la bondad, el amor, la lealtad. Una historia llena de sentimientos que, creo, no dejará indiferente a nadie.




20 comentarios:

  1. Es el tipo de libro que me enamora y emociona, al menos eso parece por tu reseña, así que me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio no lo parece pero poco a poco va atrapando al lector. Estoy segura que lo disfrutarás.

      Un beso

      Eliminar
  2. Esta novela tiene una pinta estupenda, ya la tenía apuntada porque me la habían recomendado con mucho entusiasmo. Me alegra leer que a ti también te ha llegado tanto.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he leído reseñas porque quería ir a ciegas, es una novela preciosa. Espero que lo leas prontito.

      Un beso

      Eliminar
  3. Hola guapa!
    Tuve dudas con ella y al final no me atreví a pedírsela a la editorial, pero después de leer tu reseña me encanta todo lo que has contado de ella, así que le daré una oportunidad. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la novela sentimental y con algo de drama creo que no te la deberías perder.

      Un beso

      Eliminar
  4. Hola guapa!!

    Suelo descartar a menudo estas historias, por que lo paso mal leyéndolas, para que te voy a engañar, jaja. pero me ha intrigado mucho ese giro del que hablas y... no sé, tengo la impresión de que merecerá la pena leerlo :)

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que me encantan las historias duras, lo paso muy mal pero después es como un desahogo, no se explicarlo pero me llenan mucho.
      Espero que te animes y sobre todo que te guste.

      Un beso

      Eliminar
  5. Me has dejado con la boca abierta, ¡Quiero leerlo!
    Adoro las novelas sentimentales, y algo me dice que esta va a gustarme muchísimo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa :)
    Me le llevo apuntado porque la verdad es que parece llamativo y de los que me suelen gustar ^_^
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Simplemente preciosa, yo lloré mucho porque pensaba que era una cosa, y cuando llegué a ese momento, no me lo creía... pero a pesar de ello, como dices trata de la esperanza. Me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó lo mismo! Creía que todo iría por otro camino y ya cuando vi que no...me quedé fatal! Pero al mismo tiempo es tan bonita y tan esperanzadora...

      Un beso!

      Eliminar
  8. No conocía la novela, pero me la llevo apuntada. Yo no tengo debilidad por la novela sentimental, aunque de vez en cuando si me animo con alguna, y esta me la has vendido muy bien así que seguro que la voy a leer. Eso sí, ya puedo tener una caja de pañuelos al lado cuando lo haga porque me temo que voy a llorar mucho.


    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, no te lo voy a negar. Hay una parte que los pañuelos serán necesarios. Espero que te guste!

      Un beso

      Eliminar
  9. Yo no soy muy dada a este tipo de historias, pero después de leer la reseña, me la apunto. Nunca se sabe!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Aunque reconozco que me has picado muchísimo la curiosidad con este libro, no creo que le de una oportunidad porque la sentimental no es lo mío (soy una llorona y me deja mal cuerpo, jejeje, necesito finales felices )
    Besos y gran reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si necesitas finales felices mejor no te arrimes a este libro xD. Yo no pararé de recomendarlo pero entiendo que para quien no le guste el drama no es una buena novela.

      Un beso

      Eliminar
  11. Pues me lo apunto, pero para un mejor momento, que ahora mismo no estoy para dramas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Parece una novela ideal para estos días lluviosos que ya invitan a coger la mantita. Voy a buscar la información de la autora, yo siempre le doy un montón de vueltas a los libros antes de empezarlos y sí me gusta leer sus minibiografías. Me hace mucha gracia que la parte final en casi todas las autoras de novela romántica es para decir que vive con no sé cuántos hijos y animales de compañía.

    ResponderEliminar