10 de abril de 2015

Legado mágico, Nora Roberts

Las antiguas tradiciones irlandesas parecen cobrar vida en el condado de Mayo. Branna O'Dwyer, descendiente de la Bruja Oscura, que perdió la vida para proteger a sus hijos, ha crecido rodeada de historias llenas de una magia embelesadora. Su vida transcurre entre las cuatro paredes de su negocio, bautizado con el nombre de la célebre hechicera y donde vende lociones, velas y jabones a los turistas; las charlas con su hermano y su prima; el vínculo especial que tiene con su perro, y los mitos del pasado que susurran los bosques del condado. Hubo un tiempo en el que creyó haber encontrado el amor, pero una antigua querella familiar convirtió su relación con Finbar Burke en imposible. Sin embargo, ni siquiera el tiempo ha logrado mitigar la pasión que sienten el uno por el otro. Antes de que puedan dejarse llevar por el amor, tendrán que vencer las sombras que han atormentado a sus familias durante siglos.
Debolsillo 2015  /   344Pág.   /   12.95€  /   Serie: 3º O'Dwyer

Tras Bruja Oscura y Hechizo en la niebla tocaba por fin conocer el desenlace de esta historia llena de magia, dolor y esperanza. 
Para quienes hayáis leído la serie sabréis que los seis componentes de la misma - Iona, Merarea, Connor, Boyle, Branna y Fin - son una auténtica familia. Una familia unida dispuesta a acabar con el mal que durante generaciones a sesgado la vida de sus parientes: Cabhan. El brujo negro sigue dispuesto a lo que sea con tal de acabar con la magia de los O'Dwyer y sobre todo con llevar a Branna a la oscuridad. Por parte de los O' Dwyer el próximo ataque es la última oportunidad de acabar con él. 
Tenía ganas de terminar la trilogía. No ha sido de las mejores de Nora Roberts pero si muy entretenida, sobre todo por lo componentes mágicos que tiene. Legado mágico sigue los patrones establecidos por sus dos antecesoras y da un buen broche final a la historia. 
La novela comienza, como los tres libros, en Irlanda de 1276, allí los descendientes de Sorcha la primera Bruja Oscura tienen que hacer frente a su destino y luchar contra Cabhan, el hombre que les arrebató a su madre, a lo que más querían en el mundo. El ser que está dispuesto a acabar con otra generación de O'Dwyer.  Tras esto la autora nos traslada de nuevo a la Irlanda de 2013. Allí veremos como sus descendientes se preparan para la última gran batalla contra Cabhan. 
Quizás lo que menos me ha gustado de la historia es que se repite una y otra vez situaciones. Los desayunos en casa de  Branna, los ataques imprevistos, los puestos de trabajo de cada uno de ellos...Las tres novelas son prácticamente iguales si cambiamos a los personajes.  Cosa a la que desgraciadamente nos tiene acostumbrados Roberts en sus series. 
Pero aún así la novela tiene varios puntos interesantes. Por un lado si serán capaces de acabar de una vez por todas con Cabhan, siendo conscientes que de no ser así conllevara la destrucción de todos ellos. Por otro lado la relación amorosa: Fin y Branna son los protagonistas más interesantes de la trilogía sin lugar a dudas. Dos personas enamoradas desde hace años pero condenadas a estar separadas. La relación entre ellos es tensa y distante, sin embargo la lucha común los obliga a permanecer juntos y ante la perspectiva del inminente final deciden darse una última oportunidad.  Es entonces cuando todos los reproches y los sentimientos retenidos durante años saldrán a la luz. La relación no es explosiva, más bien serena y apasionada. Busca recuperar el tiempo perdido y aferrarse a un futuro quizás imposible. 
Legado mágico ha sido, al igual que los dos primeros libros, una lectura ágil y entretenida. Una historia sencilla ambientada en una Irlanda mágica rodeada de bosques, pociones, conexiones especiales con la naturaleza y los animales. Una trilogía sobre un  de amigos que se convierten en una familia para destruir al mal y tres historia de amor sencillas pero muy bonitas. 

9 comentarios:

  1. No soy de las incondicionales de esta autora. Me llaman sus historias de suspense, pero con estos no me animo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Yo no he seguido con la serie porque a pesar de que el primero me gustó, no me pareció nada del otro mundo. Quizá la continúa en algún momento, pero ahora mismo no me apetece. Además, tengo pendiente uno de sus últimos títulos, El coleccionista.


    Un beso

    ResponderEliminar
  3. 'Las tres novelas son prácticamente iguales si cambiamos a los personajes.' Me ha pasado lo mismo con esta autora. No he leido un monton de ella, pero todos al final parecen la misma receta.

    ResponderEliminar
  4. Solo leí el primero, y el segundo lo empecé y lo tengo ahí a la mitad, por lo mismo que has comentado, se me hace todo más de lo mismo con situaciones y escenarios iguales, así que lo dejé y por lo que dices continua en la linea, así que no creo que la continue. Me quedo con la Nora de las historias independientes.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  5. No termina de convencerme así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me gusta Nora Roberts, pero este de momento no lo leeré. ¡Gracias por la reseña!

    1beso

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa!
    Me gusta mucho esta autora, aunque estos los dejare pasar. Besotes

    ResponderEliminar
  8. Hola^^ ya sabes que no soy muy fan de Roberts, de momento dejo pasar la serie, quizás me anime con el tiempo con otro libro de ella pero que sea autoconclusivo.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  9. Yo sí soy super fan de Nora Roberts, tengo que ponerte con esta saga en cuanto tenga un hueco! <3
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar